Derechos Humanos

Todos los derechos para todos.
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos.
La persona humana es el sujeto central del desarrollo.


Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

En el plano individual, debemos ejercer y hacer respetar nuestros derechos humanos, también debemos respetar los derechos humanos de los demás.

Principios fundamentales:

Universales: Significa para todos los seres humanos.

Inalienables: Esto es, no deben suprimirse, salvo en determinadas situaciones y según las debidas garantías procesales. Por ejemplo, sólo se puede restringir el derecho a la libertad si un tribunal de justicia dictamina que una persona es culpable de haber cometido un delito.

Interdependientes e indivisibles: El avance de uno facilita el avance de los demás. Igualmente, la privación de un derecho afecta negativamente a los demás.

Iguales y no discriminatorios: Es un principio Se refiere a sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. El principio de la no discriminación se complementa con el principio de igualdad, de allí el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

ASOPRODEM asume la promoción y defensa de los derechos humanos como ámbito de Acción. Centra su interés en la integración de los derechos humanos en las actividades orientadas a proteger el medio ambiente y fomentar la capacidad para una buena gestión pública. Esto es, como lo establece la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo, en su artículo 1: “La persona humana es el sujeto central del desarrollo y debe ser el participante activo y el beneficiario del derecho al desarrollo.”

De esta manera, todos los seres humanos tienen, individual y colectivamente, la responsabilidad del desarrollo, teniendo en cuenta la necesidad del pleno respeto de sus derechos humanos y libertades fundamentales, así como sus deberes para con la comunidad…”(Art. 2 Declaración sobre el derecho al Desarrollo).