administrador

administrador

En 1997 fue descubierta una "isla de plástico" en el océano Pacífico que contiene millones de toneladas de plástico de todo el mundo y que es tan grande como la Península Ibérica. Conoce los efectos contaminantes que tiene este fenómeno en los ecosistemas marinos.

El 3 de julio se celebra el Día Mundial Sin Bolsas Plásticas para concientizar a la población sobre sus efectos dañinos sobre el medio ambiente y para disminuir su consumo.

La iniciativa surgió de la Fundació Prevenció de Residus i Consum (Fundación para la Prevención de Residuos y el Consumo Responsable), una organización de Barcelona, España que promueve acciones y políticas que promueven la cultura de reducción, reutilización y aprovechamiento de los residuos como recursos.

Se calcula que en el mundo se producen alrededor de 290 millones de toneladas de plástico anualmente, y solo 30% se utiliza una vez; gran parte de estos residuos va a los océanos y forma una gran isla flotante de plástico tan grande como la Península Ibérica.

Las bolsas plásticas tienen una vida útil de aproximadamente 10 minutos y toman hasta 500 años para descomponerse. En Venezuela se desechan al menos 4 millones de bolsas plásticas al año, en promedio unas 150 bolsas por persona, y además ocupan el tercer lugar entre los desechos más encontrados en las playas venezolanas.

Las bolsas plásticas que nos ofrecen en el mercado como biodegradables no lo son realmente pues se fabrican con plástico oxo-biodegradable, que se fragmenta pero no se disuelve. Las micropartículas del plástico descompuesto son un riesgo para las aves y especies marinas, pues pueden ingerirlos.

Varias ciudades de la región han adoptado medidas para reducir el consumo de bolsas plásticas. En países como Argentina, Chile, Colombia, Brasil y Perú existen iniciativas municipales para eliminar el uso de bolsas plásticas en los comercios. Específicamente en Colombia, el consumo de estas bolsas ha disminuido 27% en lo que va de año; a partir del pasado 1ero de julio los ciudadanos comenzarán a pagar un impuesto por cada bolsa plástica que consuman.

Más allá de reemplazar las bolsas plásticas por otros materiales, es necesario un cambio de patrón de consumo, enmarcado dentro del modelo de economía circular.

¿Conoces qué es la economía circular? En este video de la fundación COTEC para la Innovación podrás tener una noción completa de este tema tan importante.

Fuente: Fundación COTEC

El término refugiado ambiental o climático es, en realidad, legalmente incorrecto. Un refugiado como tal es alguien que tiene “temores fundados de ser perseguido por razones de raza, religión, nacionalidad, o pertenencia a un grupo social en particular o a una opinión política, y que está fuera del país de su nacionalidad”.

Actualmente esta definición no incluye a aquellos desplazados por razones ambientales, por lo que millones de personas que se desplazan por razones climáticas se encuentran ante un vacío legal, político y social que, hasta la fecha, ningún Gobierno ni institución internacional sabe cómo afrontar.

En palabras de Kate Romer, coordinadora del Programa World Vision Australia, “debido a los actuales obstáculos legales y políticos para el reconocimiento de estos grupos de desplazados como refugiados, se hace imprescindible, un apoyo más efectivo para su protección, y el desarrollo de una definición clara de desplazado ambiental (EDP, por sus siglas en inglés: enviromental displaced person) como base para el posterior desarrollo de políticas adecuadas de actuación”.

Entre ellas, Romer se refiere a acuerdos migratorios para ayudar a las personas que sean, o puedan ser, potenciales desplazados; la firma y adhesión a los Principios Guías sobre Desplazamiento Interno, o la implicación para cubrir de forma efectiva las necesidades de protección de aquellos desplazados por el cambio climático dentro de las fronteras de cada país.

Refugiados ‘en el limbo’

Ya en 2015 la ONG Greenpeace alertaba del agravamiento del problema de los refugiados climáticos en el mundo, y denunciaba el hecho de que el derecho internacional siga sin reconocer esta figura de protección pese a que, según sus datos, “está recogida expresamente por la ONU”.

Efectivamente, según afirma Greenpeace, el concepto de refugiado climático “ha empezado a ser introducido por Naciones Unidas, pero después no se recoge en el derecho internacional como una de las causas que dan acceso a ese estatuto de protección”.

“Y en la medida en que no se frene el calentamiento global del planeta, y eso se traduzca en alteraciones climáticas, la cifra de refugiados ambientales va a seguir subiendo, con la dificultad añadida de probar que efectivamente lo son”, señalaba hace un año esta organización.

De hecho, Greenpeace critica que en el acuerdo firmado en la Cumbre de París (COP21)  no se mencione “expresamente” el término de refugiado climático y, “por contra, opte por hablar de derechos humanos”. “No se quiso dar ese rango de importancia, que las organizaciones ecologistas y sociales sí veíamos claro: el vínculo del calentamiento global no solo con los impactos en los ecosistemas, sino con los estragos humanos”, señalaba la ONG.

Para leer el artículo completo, haga clic aquí

Fuente: Compromiso Empresarial

Lunes, 12 Junio 2017 17:29

ONU exhorta a salvar los océanos

El secretario generail de la ONU, António Guterres, alertó sobre la amenaza que supone el deterioro de los océanos y urgió a "dejar a un lado el beneficio nacional a corto plazo para evitar una catástrofe global a largo plazo".

Guterres lanzó la advertencia al inaugurar la Conferencia Mundial sobre los Océanos, la primera en esta materia que acoge la sede de la ONU en Nueva York y que tiene por objetivo dar relevancia al objetivo 14 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El evento fue el lunes pasado con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

El alto funcionario llamó a los Estados miembros de la ONU a dialogar para definir un nuevo modelo de gobernanza de los océanos, "cuya salud se ha visto gravemente dañada en las últimas décadas como consecuencia de la contaminación, la pesca sin control y los efectos del cambio climático".

La amenaza para los países explicó, no solo se traduce en el incremento del nivel del mar; sino también en su calentamiento y acidificación, que provoca el blanqueamiento de los corales y la reducción de la biodiversidad marina, entre otras consecuencias.

"El cambio en las corrientes tendrá un serio impacto en los patrones meteorológicos, y debemos prepararnos para tormentas y sequías más frecuentes", añadió. "Nosotros hemos creado estos problemas", reconoció Guterres, y recriminó a los gobiernos por no aprovechar completamente herramientas a su alcance como la Convención sobre el Derecho en el Mar o la plataforma ONU Océanos, pero se mostró decidido a "invertir el curso" de los acontecimientos.

Cada año, el Día Mundial del Medio Ambiente se enfoca en un tema especial y sirve para centrar la atención en una cuestión particular apremiante. El tema de 2017 se centra en la conexión de las personas con la naturaleza".

Fuentes: EFE, El Nacional

El 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos desde 2009 con el objetivo de reconocer la importancia de los océanos para la salud del planeta. Los océanos cubren aproximadamente dos tercios de la superficie de la Tierra y se considera que son el verdadero pilar de la vida, pues generan la mayor parte del oxígeno que respiramos, absorben una gran cantidad de las emisiones de carbono, son fuente de comida y nutrientes, regulan el clima  y son una gran fuente de ingresos para países que viven de actividades como el turismo y la pesca.

El lema de este año es “Nuestros océanos, nuestro futuro” y coincide con la Conferencia de los Océanos, que comenzó a celebrarse el 5 de junio y que se extenderá hasta el 9 de junio en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

Según advirtiera el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, los mares están “amenazados como nunca antes”, aprovechando la oportunidad para señalar  el reporte de 2016 del Foro Económico Mundial sobre “La nueva economía del plástico” indica que si no se actúa con rapidez, en el océano podría haber más plástico que peces para 2050. El estudio también apunta a que existen más de 150 millones de toneladas de plástico en nuestros océanos.

Es un día para tomar conciencia sobre los daños que la presión humana ha ocasionado, debido a acciones como la sobreexplotación pesquera y la pesca ilegal, la contaminación marina por desechos de plástico y derrames petroleros.

Peter Thompson, presidente de la Asamblea General de la ONU expresó que “ha llegado el momento de corregir nuestras equivocaciones” y que “es inexcusable que la humanidad vierta al océano cada minuto de cada día el equivalente a un camión grande de basura cargado de plástico”. Por su parte, Guterres agregó: “Conservar nuestros océanos y utilizarlos de manera sostenible es preservar la vida misma”.

Fuentes: La Nación, Naciones Unidas

El Ministerio Público se encuentra investigando los daños ambientales ocasionados por el derrame petrolero de 300 barriles provenientes de Trinidad.

 

BBC Mundo, Medio Ambiente .– Hay ecosistemas que se pueden recuperar de una manera más rápida porque son más dinámicos. Pero si hablamos de ecosistemas de fondos marinos o de zonas costeras, en algunos casos su recuperación puede llegar a demorar hasta un siglo.

Lo normal, es que si el vertido no es enorme, el ecosistema se recupere en 10 o 20 años. Pero si el vertido penetra el sustrato marino, en la arena y el fango, tardará más en descomponerse y en recuperarse.

¿Qué daños concretos causa un derrame de petróleo en el medio ambiente?

  • Crea una película sobre la superficie marina que impide la entrada de luz en el agua, afectando procesos como la fotosíntesis.
  • Contaminación aguda que puede llevar a la muerte de muchos organismos.
  • A más largo plazo, puede ocasionar daños en el sistema reproductivo y de alimentación en los organismos de los ecosistemas marinos

¿Cuáles son los ecosistemas más afectados por un derrame de petróleo?

  • Ecosistemas que dependen de algas y plantas.
  • Arrecifes de coral, porque muchas de las algas que viven en simbiosis con los corales pueden morir. 
  • Especies que viven en la parte superficial del mar como tortugas, delfines y ballenas que tienen que salir a la superficie para poder respirar. Al entrar en contacto con el vertido pueden sufrir obturaciones en las vías respiratorias.
  • A las aves se les impregnan las plumas, con lo que pueden perder la capacidad de aislamiento que les da el aceite natural y terminan muriendo de hipotermia.

Fuente: BBC Mundo

La organización VITALIS, junto a 60 organizaciones ambientales exigen al Estado solucionar la grave situación amiental por el derrame petrolero proviniente de Trinidad que afectó  costas venezolanas. En el comunicado piden al Gobierno de Trinidad y Tobago indemnizar al Estado venezolano por los daños ocasionados, además de una lista de exigencias que se muestran a continuación:

  • Las playas de los estados Nueva Esparta (La Caracola, Playa Valdez, El Angel, Punta Ballena, Las Marites, Playa El Agua, Playa Parguito, Playa Guacuco, además de playas en las islas de Coche y Cubagua), Sucre (Güiria, Paria, Isla de Patos, Bahía del Morro de Puerto Santo y Playa Cipara), Archipiélago Los Frailes, Los Roques, están seriamente afectados por el desastre petrolero registrado el 23 de abril en Trinidad y Tobago.
  • Instamos al Gobierno Nacional, Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo y Aguas, Instituto Nacional de Espacios Acuáticos, Petróleos de Venezuela (PDVSA), Fuerzas Armadas de Venezuela, Defensoría del Pueblo y a todos los entes competentes a que garanticen la vida de la flora y la fauma de nuestras costas.
  • Exhortamos a los entes del Comité de Zona Costera del estado Nueva Esparta a que se investigue a profundidad la procedencia de sustancias viscosas, el petróleo que llegó a las costas de los estados Nueva Esparta y Sucre.

Para leer el comunicado completo, haz clic aquí

Contaminación por derrame en la Costa de Paria. Foto: @Jacobo_Vidarte

El pasado 23 de abril autoridades de Trinidad reportaron un derrame de al menos 300 barriles de fuel oil residual pertenecientes a la estatal petrolera Petrotrin que han afectado parte de las costas venezolanas, especialmente en Nueva Esparta, Sucre y Los Roques.

Aun cuando PDVSA activó el Plan de Contingencia contra Derrames de Hidrocarburos, para la organización ambiental Provita, el operativo no fue suficiente para ponerle freno a la llegada del derrame a territorio venezolano. Según manifestaran en su comunicado emitido el 15 de mayo, aún no se ha logrado controlar la situación en las zonas afectadas, afectando su biodiversidad y comunidades.

Sobre este punto, la periodista Valentina Quintero denunció en su cuenta de Instagram que la comunidad de Paria “no puede pescar, no puede nadar, las tortugas se están muriendo y los peces también”. 

Costa de Paria afectada por derrame de fuel oil. Foto: @valendeviaje

 

 

Por su parte, la diputada a la Asamblea Nacional por el estado Sucre, Milagros Paz, alertó sobre los daños a la fauna de la zona por el “devastador” derrame en las costas de Paria y que autoridades regionales y funcionarios de PDVSA estarían ocultando información. Anunció que llevaría la denuncia a la Comisión Permanente de Ambiente para realizar las investigaciones pertinentes.

Twitter: @milagrospazf

Daños ambientales

La organización ambiental VITALIS, junto a 60 asociaciones que forman parte de la sociedad civil, emitió un comunicado (el cual suscribimos) en el que advierten sobre los potenciales efectos de un derrame petrolero sobre el ambiente, entre ellos:

  • Afectación y muerte del ecosistema marino costero. Posible efecto dominó en la cadena alimenticia global por las fuentes de alimento arruinadas por el petróleo.
  • Reducción del oxígeno disuelto, CO2 y de la temperatura.
  • Pérdida de la biodiversidad, considerando que las costas orientales del país tienen alta producción pesquera y se verían afectados los recursos pesqueros y alimentarios de los cuales dependen miles de personas en nuestro país.

El Dr. Juan Carlos Sánchez, co-ganador del Premio Nobel de la Paz 2007, recomienda no consumir pescado por precaución por al menos cuatro meses, puesto que –según indica en su análisis–  el fuel oil residual o bunker tipo C, “es cinco veces más tóxico que el petróleo por su contenido de Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos". 

Por otra parte, Sánchez indica que el Estado venezolano debe tener una postura firme ante su reclamo a Trinidad y sentar un precedente para exigir acciones preventivas, pues dice que, según la prensa trinitaria, “existen otros tanques antiguos en condiciones de inseguridad, lo cual supone que la posibilidad de que ocurra un nuevo derrame es alta”.

Desde ASOPRODEM hacemos un llamado a las autoridades pertinentes a atender el caso con la prioridad que exige la situación, a mantener informado al país sobre el avance de las gestiones llevadas a cabo y a permitir la articulación de acciones conjuntas con organizaciones y expertos que agilicen el proceso de recuperación de nuestro territorio nacional.

Página 4 de 161