administrador

administrador

Francia ha recibido la confirmación de 137 jefes de Estado y de Gobierno que acudirán a la cumbre del cambio climático COP21, que se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre, anunció hoy el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius.

Los líderes estarán en la primera jornada, el día 30, para pronunciar sus discursos y en total participarán en las diferentes delegaciones y asociaciones 40.000 personas, explicó Fabius en una entrevista con la emisora de radio France Info.

El jefe de la diplomacia francesa confirmó que se han cancelado, por razones de seguridad, las dos grandes manifestaciones que se iban a celebrar en paralelo a la cumbre el 29 de noviembre y el 12 de diciembre.

Fabius añadió que en cualquier caso las organizaciones no gubernamentales (ONG) estarán presentes en el centro de conferencias, donde se desarrollarán las negociaciones y donde habrá más de 350 debates. Las ONG “tienen que participar porque su papel es totalmente esencial”, resaltó.

Fuente: ConexiónCOP

A raíz de los trágicos acontecimientos de París en los últimos días, la policía ha confirmado que la marcha prevista para el 29 de noviembre ha sido cancelada.

Emma Ruby Sachs, Directora Adjunta de Avaaz, dijo: “La policía acaba de informarnos de que los trágicos atentados en París han hecho imposible continuar con la marcha. Ahora es aún más importante para las personas en todas partes del mundo marchar el fin de semana del 29 de noviembre, en nombre de los que no pueden, y demostrar que estamos más decididos que nunca a afrontar los retos que enfrenta la humanidad desde la esperanza en lugar del miedo”.

Actualmente hay 2173 eventos planeados en al menos 150 países en todo el mundo para el fin de semana del 29 de noviembre. Para encontrar la marcha mas cercana a su localidad, consultar en: https://www.avaaz.org/es/event/globalclimatemarch

En Venezuela se ha organizado una concentración en Maracay el domingo 29 de noviembre, cuya información pueden consultar en este link: http://ow.ly/UY47P

Fuente: ConexiónCOP

La economía mundial perdió entre 2014 y 2015 un total de 120 mil millones de dólares por efectos asociados al cambio climático, según revelaron en Colombia fuentes oficiales. La cifra, que fue presentada en Bogotá por el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria, durante el foro “Las finanzas del clima en Colombia”, triplica la pérdida sufrida por este fenómeno entre 1980 y 1989.

Para esa década, la macroeconomía dejo de recibir un total de 34 mil millones de dólares, de los cuales 25 mil millones se dieron en países desarrollados y los restantes 9 mil millones en países en vía de desarrollo. Las cifras, recogidas de estudios realizados por la reaseguradora Munich Re, apuntan que en la actualidad los países desarrollados han dejado de recibir 80 mil millones de dólares, mientras que el dinero en los países en desarrollo es de 40 mil millones de dólares.

Según el funcionario, los efectos climáticos del fenómeno de La Niña han generado en Colombia la pérdida del “2% del PIB del 2010″ lo que puede llegar a costos de “11.2 billones de pesos (unos 3 mil 655 millones de dólares)”.

Fuente: ConexiónCOP

 "Si se logra un pacto potente, que realmente recorte las emisiones de gases de efecto invernadero, no sólo salvaremos el planeta, sino a millones de personas que viven en él. Si se logra el pacto, será uno de los tratados de salud pública más importantes del siglo", dijo en rueda de prensa María Neira, directora de Salud y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

La vigésimo primera Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP21) se desarrollará en París a partir del 30 de noviembre y, como mínimo, hasta el 11 de diciembre. 

Según las estimaciones de la OMS, el cambio climático ya está causando decenas de miles de muertes cada año a causa de la mudanza de los patrones de las enfermedades, de eventos meteorológicos extremos -como olas de calor o inundaciones- y por la degradación de la calidad del aire, del acceso al agua y a la comida y del saneamiento. 

La OMS estima que en 2012 unos 7 millones de personas murieron a causa de enfermedades derivadas de la contaminación del aire, la mitad de ellos por la contaminación exterior. 
Pero la situación seguirá degradándose, dado que se estima que, entre 2030 y 2050, el cambio climático causará unas 250.000 muertes adicionales a causa de enfermedades que se exacerbarán por el calentamiento global. 

Entre ellas están enfermedades infecciosas como la malaria o el dengue, pero también dolencias relacionadas con la mala calidad del agua y el saneamiento -como la diarrea, una de la principales causas de muerte de los menores de cinco años-, las olas de calor y la desnutrición. 

La malaria y el dengue se transmiten por un vector -los mosquitos- que se desarrollan en charcos de agua que se multiplican a causa de las inundaciones y se reproducen más a causa del aumento de la temperatura, como ya se ha podido comprobar en el último lustro en múltiples países. 

"El dengue es el ejemplo más claro. No tenemos medios efectivos para prevenirlo. No tenemos buenos tratamientos para curarlo. Y no existe una vacuna. Si no se evitan las causas que lo provocan, en unos años podemos tener un grave problema", alertó Diarmid Campbell-Ledmun, científico de la OMS. 

"Los niños, las mujeres y los más pobres en los países menos desarrollados serán los más afectados", recordó Neira, insistiendo en que el cambio climático no hará más que agrandar la distancia entre la salud de los ricos y la de los más pobres. 

Los científicos han determinado que, para que la degradación del planeta no se desborde, el aumento de la temperatura no debe superar los 2ºC de aquí a 2100, pero para ello debería haber una reducción de los gases de efecto invernadero entre un 25 % y un 55 % hasta el 2050. 

Sin embargo, las emisiones han crecido aproximadamente un 2,2 % por año entre el 2000 y el 2010. 

Ante esta realidad, la OMS quiere dar elementos para que los negociadores de París puedan usar la salud como argumento. 

Según la organización, la reducción de las emisiones de hollín y metano salvaría la vida de 2,4 millones de personas por año y reduciría el calentamiento global cerca de 0,5 grados centígrados. 

Otra de sus sugerencias es incrementar el precio de los combustibles contaminantes, con el objetivo de reducir a la mitad la cantidad de muertes relacionadas con la contaminación del aire, mermar las emisiones de dióxido de carbono en más del 20 % y aumentar los ingresos anuales en 3 billones de dólares por año. 
Esta cifra representa más de la mitad de lo que los gobiernos del mundo gastan anualmente en salud. 

Precisamente, para que el argumento de la salud pese, la OMS y la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) están realizando una serie de estudios sobre las consecuencias directas que el calentamiento global tendrá para la salud de las poblaciones de cada país. 

Hasta la fecha han elaborado 14, entre ellos los de Brasil, Colombia y Perú. 

EFE

Inés Hernández-Ron, directora de Asoprodem, estuvo en el programa Soluciones para destacar la importancia de la gestión ambiental, la cual definió como el racionamiento en el consumo del agua, la medición de la energía que se utiliza, qué insumos se compran para elaborar los productos, y cuál es el fin de esos productos, además recalcó la labor de Asoprodem en cuanto a la incidencia en la empresa privada para que incorporen un sistema de gestión ambiental en sus programas de RSE.

En el programa también estuvo, Alejandro Luy, gerente general de la Fundación Tierra Viva, quien hizo énfasis en la importancia del trabajo educativo y formativo. Igualmente mencionó el trabajo que ha venido realizando la fundación con relación a la preservación del ambiente: "Promueve un cambio de actitud en el ciudadano, en el caso de las bolsas plásticas estamos trabajando en alianzas para promover el uso responsable y reducir su consumo".

Por su parte, Hernández-Ron explicó el proyecto de Zona Eco Industrial que actualmente está desarrollando Asoprodem en Los Ruices, Los Ruices Sur y Los Cortijos, en alianza con la Alcaldía de Sucre y las asociaciones de comerciantes del área, Asicor y Asoicarus.

Ver parte 1: Empresas deben incorporar la gestión ambiental

Ver parte 2:  Luy: Hay que reducir el consumo de las bolsas plásticas

Fuente: Globovisión

La situación del Ártico “podría llegar a un punto de no retorno” si no se sientan las bases para paliar el efecto que el cambio climático está ejerciendo sobre este ecosistema, vital para el mantenimiento de la vida en el planeta. Así lo han expresado los expertos de varios países que han participado en el simposio “El Ártico: oportunidades y riesgos derivados del cambio climático”, organizado en Madrid por la Fundación Ramón Areces.

En la presentación de la jornada, el presidente del Consejo Científico de la Fundación, Federico Mayor Zaragoza, ha explicado que abordar el problema del cambio climático “es uno de los retos potencialmente irreversibles a escala mundial.  La contracción de la capa de hielo marino, la pérdida de volumen de los glaciares con el consiguiente aumento del nivel del mar o la degradación de la capa de permafrost son algunos de los efectos visibles del calentamiento global, han destacado los expertos.

Julienne Stroeve, del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo de Estados Unidos, ha explicado que la tasa de pérdida de hielo marino roza los 20.000 kilómetros cuadrados al año, con afecciones sobre numerosas especies y sobre la población “que vive conectada a ese ecosistema”.

“El hielo marino es fundamental para mantener fresco el planeta, aunque no está claro que el calentamiento del Ártico pueda influir en el cambio del clima en latitudes más bajas”, ha matizado.

La Nasa ha diseñado una herramienta que permite observar la evolución del deshielo desde 1979 hasta 2014 que pueden observar haciendo clic aquí.

Fuente: ConexiónCOP

La sequía en Siria ha contribuido a la inestabilidad

El candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Bernie Sanders,  hizo un llamado a la acción para hablar sobre el cambio climático en el debate de este próximo sábado, en el marco de los atentados terroristas perpetrados en París el pasado viernes. Pero, mientras el espectro político tomó la petición como ridícula, muchos académicos y expertos en seguridad nacional concuerdan con que el cambio climático contribuye a un mundo incierto donde el terrorismo puede aumentar.

Los oficiales militares estadounidenses se refieren al cambio climático como un “multiplicador de amenazas” que trae problemas como el terrorismo que supone una amenaza para la seguridad nacional y exacerba el daño que pueda causar. Un reporte de 2014 realizado por el Departamento de Defensa identifica al cambio climático como la raíz de la inestabilidad gubernamental que conlleva migraciones en masa, perjudica infraestructuras y aumenta la proliferación de enfermedades. “Estos vacíos de gobierno pueden crear un escenario para ideologías extremistas y condiciones que fomenten el terrorismo”, dice el reporte.

Los paralelismos entre la situación descrita en el documento de gobierno y la situación actual que se vive en Siria son notorios. El peor período de sequía que se haya registrado en el país de Medio Oriente ha generado inestabilidad para los agricultores y amenazado el suministro de alimentos. Al mismo tiempo, el Gobierno ha tenido problemas para mantener el poder a lo largo del país, frente a los grupos militantes y millones de sirios que han abandonado su país natal.

“No quiero decir que la crisis en Siria haya sido causada por el cambio climático”, dijo el Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, el mes pasado. “Pero la devastadora sequía claramente empeoró la situación”.

Precisamente, un informe publicado en el diario académico PNAS a comienzos de este año argumenta que el cambio climático ayudó a crear más inestabilidad y luchas en Siria. El Estado Islámico, mejor conocido como EI (o ISIS por sus siglas en inglés), surgió en el país en gran parte por esa inestabilidad. Y, ahora, el EI ha tomado aceptó ser responsable de los recientes ataques terroristas perpetrados en París y el derribo de un jet ruso sobre la Península Sinai en Egipto.

 

*Traducción del artículo Why Climate Change and Terrorism Are Connected, publicado en TIME el 15 de noviembre de 2015

 

El pasado 29 de octubre Asoprodem estuvo presente en el evento “Desafíos del Desarrollo Sostenible para Venezuela. Transformando nuestro mundo. Todos contamos” en el que evaluamos los retos que nuestro país tiene por delante frente a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, llevado a cabo en el edificio de la Fundación Empresas Polar, en el marco del XX aniversario de la Red Venezolana de Organizaciones para el Desarrollo (Redsoc).

Se planteó proyectar al desarrollo sostenible como el objetivo por excelencia de la responsabilidad social, en un espacio para el intercambio de ideas, propuestas y sugerencias entre los sectores social, económico y ambiental para establecer alianzas que integren nuevas herramientas, competencias, tecnologías y metodologías que nos permitan innovar, experimentar y alcanzar objetivos en una perspectiva general en procura del desarrollo, como enfatizó Leonor Giménez de Mendoza, presidenta de la Fundación Empresas Polar.

La ruta para el 2030

Yamel Pérez, coordinadora de proyectos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó el resumen de la Agenda para 2030, específicamente los 17 objetivos del Desarrollo Sostenible. Según Pérez, la agenda es transdisciplinaria y holística, puesto que sus objetivas y metas son de carácter integrado e indivisible. Recalcó que es necesario el desarrollo económico inclusivo al margen de la protección ambiental, cuidando la sostenibilidad para las generaciones futuras.

 Deborah Van Berkel , presidenta de Sinergia, presentó la Agenda Post 2015 para Venezuela, un documento que recoge propuestas de la sociedad civil acogiéndose a los 17 objetivos de la Agenda 2030 en la que se marcan tres grandes ejes: fortalecimiento de la institucionalidad  pública, el Estado de Derecho, la rendición de cuentas, la participación y la solidaridad en una sociedad democrática; el respeto y el cumplimiento de los Pactos Internacionales de Derechos Humanos; y el respeto y uso técnico y responsable del medio ambiente y los territorios. Van Berkel indicó que “esta es la primera vez la sociedad civil ha tenido un papel en la definición de los objetivos del desarrollo sostenible”.

 Ambiente y empresa

Lourdes Álvarez, directora de Asoprodem, presentó  los desafíos del desarrollo sostenible para la empresa privada haciendo un llamado de conciencia con datos impactantes como que nuestro consumo rebasa ya una vez y media de capacidad de regeneración de la tierra y que es necesario dejar atrás la exclusión para poder lograr los objetivos, sentenciando que “solo donde se articulan la sociedad y la economía con el medio ambiente se logra la sostenibilidad”. Igualmente expuso el proyecto de Zona Eco-Industrial en Los Ruices, Los Ruices-Sur  y Los Cortijos que lleva actualmente la organización en asociación con la Ruta Ecológica del municipio Sucre, como solución ambiental a las empresas que conforman la zona.

Por su parte, el abogado y experto Fernando Fernández, del despacho de abogados Baker & McKenzie habló sobre la ética y gestión de riesgo penal y ambiental en las empresas, destacando la carencia de normativas que regulen las áreas de riesgo ambiental. 

 20 años trabajando con pasión por el desarrollo

Redsoc, cumple 20 años de ardua labor siendo un ejemplo a seguir para todas las organizaciones que trabajan por la dignidad del ser humano.  Yolette Ramírez, consultora de proyectos para Redsoc, desarrolló la “sistematización de la experiencia” en la que expuso los resultados, aprendizajes y retos que se han presentado durante estas dos décadas. Igualmente recalcó la importancia de las alianzas entre la empresa privada y la sociedad civil debido a la complejidad  de los procesos de inserción social en el país.

Queremos extender nuestras más sinceras felicitaciones a Redsoc, y especialmente a Consuelo Morillo y a su valioso equipo, por su compromiso con el desarrollo del país y deseamos que continúen inspirando a la sociedad civil.

Lles dejamos las presentaciones de Deborah Van Berkel, Lourdes Álvarez y Fernándo Fernández.

 

 

 

Página 14 de 161