administrador

administrador

Viernes, 05 Febrero 2016 14:01

Datos sobre el reciclaje

 

 

La palabra reciclaje viene del griego Kyklos que quiere decir "ciclo", es decir, reutilizar objetos o materiales para crear otros. En otras palabras, someter una materia a diferentes procesos para que esta pueda volver a ser utilizada.

Si reciclamos una tonelada de papel, nos podríamos ahorrar hasta:

  • 4.000 kw/h de energía
  • 30.000 litros de agua
  • 17 árboles

Reciclando una tonelada de plástico se ahorran:

  • 40.000 litros de agua
  • 5.000 kw/h de energía

Y si recuperamos dos toneladas de plástico, podríamos ahorrar hasta una tonelada de petróleo.

Una tonelada de vidrio reciclado ahorra:

  • 1 tonelada de arena silícea
  • 60% del consumo de agua
  • 2.400 kw/h energía

¿Sabías que?

El vidrio, después de pasar por el proceso de reciclaje, conserva todas sus características físicas y no pierde su volumen en el proceso, es decir, si se recuperan 10 botellas, al finalizar el proceso se obtendrán 10 botellas con el mismo tamaño y volumen.

Al reciclar una tonelada de metal se ahorran

  • 90.000 litrios de agua
  • 14.000 kw/h de energía

El agua escasea en Venezuela. Pero incluso cuando hay disponibilidad, el agua que llega por el grifo está lejos -al menos en varias regiones del país- de ser limpia y cristalina.

Muchos venezolanos se quejan de que no es apta para el consumo humano por su color oscuro y su mal olor.

A diferencia de los problemas que afectan al sector eléctrico o sanitario, supuestamente generados por la revolución bolivariana, los expertos coinciden en que el estado en el que se encuentra el agua es un problema de larga data.

El corresponsal de BBC Mundo en Venezuela, Daniel Pardo, viajó a Valencia, en el centro-norte del país, para investigar sobre la calidad del agua en esa región.

Vea el video al final:

Fuente: BBC Latinoamérica

La Encuesta sobre Condiciones de Vida del Venezolano (ENCOVI) es un trabajo de investigación de colaboración entre la Universidad Central de Venezuela, la Universidad Católica Andrés Bello y la Universidad Simón Bolívar, que representa el estilo de vida del venezolano según las áreas de pobreza, presentada por Luis Pedro España; seguridad personal, presentada por Roberto Briceño León y Alberto Camardiel; y vivienda y acceso a servicios, presentada por Alfredo Cilento-Sarli.

Los servicios públicos se hacen cada vez más inaccesibles para las zonas de más bajos recursos, mientras que la estructura de las viviendas auto-producidas son vulnerables a sismos y a otras amenazas como deslizamientos y derrumbes. 

Como problemas ambientales fundamentales figuran el sistema de tratamiento de aguas y la gestión de residuos: casi 40% de habitantes en Venezuela no cuentan con suministro continuo de agua, lo cual conlleva el almacenamiento de envases con agua que contribuye a la proliferación de enfermedades de origen hídrico como el dengue, la chikunguña y la hepatitis, por nombrar algunas.  

Con respecto al servicio de aseo urbano domiciliario, la encuesta indica que, a pesar de que sí existe el servicio, hay inconsistencia en las rutas de recolección y la disposición final de la basura, generando su acumulación y por ende, problemas sanitarios y ambientales.

Haz clic aquí para ver la encuesta completa.

 

La Comisión Europea (CE) adoptó hoy un paquete de medidas que permitirán ratificar el Convenio de Minamata sobre la contaminación del mercurio, un paso que según el Ejecutivo es clave en la protección de los ciudadanos de la Unión Europea contra la polución originada por este metal.

El plan de medidas incluye cambios en la legislación comunitaria sobre el mercurio, el único metal líquido a temperatura ambiente que además es un elemento químico indestructible altamente tóxico para los humanos, animales y ecosistemas, hasta el punto de poder causar la muerte, recordó el Ejecutivo comunitario.

El paquete incluye la prohibición de utilizar mercurio en cualquier nuevo producto o industria en la UE salvo que se demuestren beneficios medioambientales o sanitarios "significativos" o no haya alternativa.

En un comunicado, la Comisión destacó que el mercurio puede recorrer largas distancias a través del aire e incluso entrar en la cadena alimenticia al acumularse principalmente en el pescado, por lo que se necesita "una acción internacional" que proteja a los ciudadanos ante la polución generada por este metal.

El Convenio de Minamata, impulsado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) y firmado en 2013 por la UE, es un tratado mundial y jurídicamente vinculante que establece, entre otras premisas, la prohibición de la creación de nuevas minas de mercurio y el cierre de las existentes.

El comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, declaró que desde la CE "se potencian los esfuerzos internacionales para proteger a las personas contra la exposición al mercurio y se muestra el camino para eliminar el uso a nivel mundial de este metal pesado y tóxico".

La Comisión estima que el Convenio debería entrar en vigor en 2017, una vez que concluya el proceso legislativo.

La CE destacó que la entrada en vigor del Convenio de Minamata "ayudará a crear una igualdad de condiciones en cuanto a la utilización del mercurio y los controles de sus emisiones", ya que "todas las grandes economías seguirán a la UE en la aplicación de requisitos similares".

Por otra parte, el Ejecutivo estimó que este nuevo reglamento también contribuirá a la mejora de la normativa y a la reducción de la carga administrativa.

La Comisión estima que entre el 40 y el 80% de la presencia del mercurio encontrada en la UE proviene de la contaminación global.

La exposición a una alta cantidad del metal puede conllevar la muerte, mientras que el contacto con dosis bajas pueden conllevar problemas cardiovasculares y de los sistemas reproductor, nervioso e inmune, según explicó la CE.

Fuente: EFE/El Nacional

Lunes, 01 Febrero 2016 20:53

5 claves del Acuerdo Climático de París

Por Diego Marcano Arciniegas para Prodavinci

 

¿Qué propone el Acuerdo de París?

1. El acuerdo de París no obliga legalmente a los países a hacer recortes de emisión de gases de efecto invernadero.El Protocolo de Kyoto de 1997 pretendía obligar a los países a recortar sus emisiones, pero no funcionó. No resultó viable que los países fueran forzados a reducir el consumo de combustibles fósiles cuando no estaban dispuestos a hacerlo o no tenían los recursos necesarios. El Acuerdo de París propone que cada Estado presente su propio plan para disminuir las emisiones y obtener fuentes alternativas de energía.

Si un país no logra reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, no recibirá ninguna penalización, ni se podrá castigar el incumplimiento del acuerdo. Este aspecto ha sido ampliamente criticado por quienes consideran que sin sanciones el tratado es “ingenuo”. Sin embargo, la principal razón por la que no es vinculante es para evitar la necesidad de que sea ratificado por los congresos nacionales de cada nación, como sucedió con el Protocolo de Kyoto que, por ejemplo, nunca fue ratificado por el Congreso de Estados Unidos.

 

2. Un aumento menor a 2°C es la meta de temperatura global.Desde el inicio de la era industrial hasta hoy,el planeta se ha calentado alrededor de 1°C. Si bien el objetivo del acuerdo es mantener el calentamiento total por debajo de los 2°C en relación a la temperatura de la era preindustrial, los países prometieron esforzarse en lograr un aumento menor a 1.5°C. Inicialmente se trata de una meta ideal que sólo podrá lograrse al aplicar políticas públicas internas.

 

3. Se presentarán nuevas propuestas cada 5 años.Debido a que los planes actuales no pueden asegurar que mantendrán el calentamiento por debajo de los 2°C, los países podrán corregir sus propuestas y agudizar las exigencias para presionar a otras naciones a que tomen medidas más fuertes y efectivas.

 

4. Se adoptará una política de transparencia.Se implementarán medidas de monitoreo para poder reportar el avance de los planes climáticos de cada país. China se ha opuesto a este punto argumentando que las inspecciones intrusivas atentan contra la soberanía. El método con el que funcionaría el sistema de monitoreo no ha sido determinado.

 

5. Se dispondrá de un fondo paralospaíses más pobres.Los países con menos recursos necesitarán ayuda para adoptar energías limpias y para adaptarse al impacto climático que podrá causar desastres naturales (inundaciones, tormentas, aumento del nivel de los mares, etc). Los países propusieron un fondo, no vinculante a nivel legal, de 100.000 millones de dólares, que podrá aumentar en el futuro.

 

Hay un gran nivel de escepticismo frente a los alcances reales del convenio. Para David Victor, profesor de la escuela de políticas públicas globales y leyes de la Universidad de California, el tratado se puede beneficiar de lateoría de la bicicleta, según la cual las negociaciones son sostenibles sólo si son ininterrumpidas —al igual una bicicleta se mantiene en movimiento hasta que se deje de pedalear—. Mientras se promueva la cooperación y haya un monitoreo, los responsables de las propuestas sentirán la presión para profundizar en las medidas hasta obtener resultados concretos.

 

Vencer el reto que plantea el cambio climático es una tarea de proporciones descomunales que deberá ser realizada por varias generaciones. El tratado de París no es un punto de llegada, por el contrario es el primer paso en un arduo y largo camino.

Para leer el artículo completo haz clic aquí

Walter Obregón

Barinas.- Como una acción de carácter "perjudicial" y "genocida" a la salud de muchos ciudadanos de Barinas, calificó el ingeniero Oswaldo Maya, comisionado de servicios de la Alcaldía, el vertimiento de sustancias químicas, al cauce del río Santo Domingo. 

El funcionario dijo que esto ocurrió el pasado viernes, por lo que fue suspendido el suministro de agua a la población durante 12 horas, aproximadamente, porque la planta de tratamiento se surte de este río afectado.

Indicó que la paralización de la planta a es un procedimiento obligado de Hidroandes, porque notaron manchas adherentes en el cauce.

Maya denunció este hecho porque no hubo un pronunciamiento de parte de las autoridades, pese a que debe investigarse para determinar las responsabilidades, debido a que la planta suministra agua a más de la mitad de la población en la ciudad de Barinas.

No obstante, "ése mismo día del inconveniente, restablecieron el suministro a las comunidades, en horas de la noche", pero según el ingeniero Maya, esta situación debe conocerla la población para que tome sus previsiones.

Refirió que en Barinas se requieren urgentes inversiones en acueductos, y en los inconclusos proyectos de aguas servidas. El comisionado de servicios de la Alcaldía de Barinas, considera que Hidroandes tendrá elementos de juicio sobre lo ocurrido con esta descarga de sustancias químicas al río, y recordó que desde hace algunos años reposa en la Fiscalía ambiental, a cargo de Nicola Iamartino, un asunto similar sin que se haya conocido nada al respecto.

Publicado en El Universal

María Emilia Jorge M.

Siboney Tineo, presidenta de Hidroven, y sus pares de otras 9 hidrológicas respondieron preguntas de las comisiones de Servicios y de Ambiente.

“La situación del agua en Venezuela no es grave ni gravísima, pero requiere de constante monitoreo”, aseveró Siboney Tineo, presidenta de Hidroven, luego de que diputados de las comisiones de Ambiente y Administración y de Servicios de la Asamblea Nacional le pidieran de manera recurrente que definiera la magnitud de la crisis de abastecimiento que atraviesa el país.

Contradictoriamente, Tineo admitió que hay dos embalses fuera de servicio, Santa Rosa (Guárico) y Lagartijo (Miranda), por encontrarse secos, y que el embalse de Clavellinos (Sucre) está muy afectado por su bajo nivel de agua. La razón: una sequía que se ha prolongado por tres años y que se intensifica por el fenómeno El Niño. En una presentación previa a la interpelación, Tineo informó que las lluvias en el país han disminuido 40% en promedio, y la región centroccidental es la más afectada. Indicó que para paliar los efectos de la sequía han optado por la reducción en la extracción de agua de los embalses –lo que conlleva a racionamientos de servicio–, el desarrollo de fuentes adicionales superficiales y subterráneas, la rehabilitación de 231 pozos, el apoyo de 850 camiones cisterna gubernamentales y la creación del Estado Mayor del Agua. Desde octubre de 2015, indicó, Hidroven ha reparado 2.573 averías.

Tineo afirmó que 95% de la población tiene acceso al agua potable. La Encuesta de Condiciones de Vida 2015, que elaboran la UCV, USB y la UCAB, revelaron que solo 81,3% de los hogares dispone un acueducto, y que 38,4% no tiene acceso continuo al agua.

Hidroven pedirá a la AN recursos adicionales para “diversas obras”.

Denuncias por región

Los diputados expusieron los problemas regionales. Para responder, comparecieron también los presidentes de las 11 filiales de Hidroven: Hidroandes, Hidrocapital, Hidrocaribe, Hidrocentro, Hidrollanos, Hidropáez, Hidrosuroeste.

El diputado Jony Rahal denunció la rotura de la tubería matriz que surte Nueva Esparta e indicó que se pierden 150 litros por segundo, y no 1 como había dicho la presidenta de Hidrocaribe. Pidió que se revisaran los proyectos de adquisición de plantas desalinizadoras que tiene la gobernación de ese estado, pues asomó que podría haber mal manejo de recursos: “Dijeron que cada una produce 100 litros por segundo y cuesta 42 millones de dólares, pero por esa cantidad puede instalarse una planta que produzca 1.000 litros por segundo”. Criticó que 70% del embalse La Mariposa esté cubierto por la planta bora, sobre lo cual la presidenta de Hidrocapital, Evelin Vásquez, señaló que ese vegetal no es contaminante. “La Mariposa es un reservorio, funciona como un tanque para Caracas”.

Sobre el sistema de Tuy IV, fuente de agua adicional para el área metropolitana y Valles del Tuy, Vásquez, dijo que tiene 50% de avance y que entre 2010 y 2012 las lluvias retrasaron las obras. De los problemas en las bases que algunos expertos denunciaron en diciembre, no dijo nada: “Haremos una toma del embalse de Cuira más acelerada con recursos de Corpomiranda. Para el resto de la obra no tenemos recursos”. La diputada Adriana D’Elía pidió más información sobre esta construcción para inspeccionarla.

De la ampliación del acueducto Luisa Cáceres de Arismendi en Nueva Esparta, dijo: Está en proyecto, pero estamos pidiendo recursos”.

Lo que no dijeron

En más de 5 horas que duró la interpelación a los presidentes de Hidroven y de 9 empresas filiales hubo preguntas que fueron evadidas y otras que no se respondieron. “Consignaremos esa información por Secretaría”, fue una frase recurrente de Siboney Tineo, cabeza de Hidroven. La repitió ante el requerimiento del número de obras llevadas a cabo por las empresas hidrológicas del Estado del Estado, acuerdos de inversiones con otras instituciones, informes técnicos de la calidad del agua e inversiones por vía de recursos extraordinarios.

La explicación más solicitada fue por qué los planes de racionamiento no se cumplen con exactitud. Los diputados preguntaron varias veces, con enfoque nacional o regional, y la duda no fue aclarada.

Sin éxito preguntaron con cuántos recursos se dispone para actuar en esta emergencia de abastecimiento.

El diputado Piero Maroun interrogó sobre las soluciones que proponen las hidrológicas para que las crisis del servicio no se repita y sobre los niveles de operatividad del Guri. Lo primero fue ignorado y lo segundo corresponde a Corpoelec, dijo Tineo. Tampoco respondieron preguntas sobre las consecuencias del cambio climático en el país. A las denuncias de deforestación de cuencas hidrológicas en Zulia y la contaminación del agua producida por Pdvsa en Monagas, Hidrolago e Hidroven y contestaron con frases vagas.

Publicado en El Nacional (28 de enero de 2016)

por Slavoj Žižek*

Hay algo engañosamente tranquilizador en asumir nuestra culpa y responsabilidad por las amenazas al medio ambiente. Nos gusta pensar que si somos culpables, todo depende de nosotros. Controlamos las cuerdas y, en principio, también nos podemos salvar si cambiamos nuestra vida. Lo que es difícil de aceptar es que estamos reducidos al rol puramente pasivo de un observador impotente, que solo puede sentarse a mirar lo que será el futuro. Para evitar esta situación, estamos dispuestos a asumir actividades frenéticas y obsesivas: reciclar papel, comprar comida orgánica o lo que sea. Solo para que podamos estar seguros de que estamos haciendo algo, de que estamos ayudando de algún modo, así como un fan de fútbol o de beisbol que apoya a su equipo frente a la pantalla de su televisor gritando y saltando desde su asiento en la supersticiosa creencia de que, de alguna manera, influye en el resultado. Es cierto que la forma típica de negación fetichista sobre el ambientalismo es: “Sé muy bien que todos estamos amenazados, pero no lo creo realmente; entonces no estoy listo para hacer nada radical y cambiar mi estilo de vida”: Pero yo postulo que existe también una forma opuesta de negación: “Sé que no puedo influenciar el proceso que puede llevar mi ruina –como un terremoto–, pero es muy traumático para mí aceptar esto; por ello no puedo resistir la urgencia de hacer algo, aunque sé que es insignificante al fin y al cabo”. ¿No compramos comida orgánica por la misma razón? ¿Quién cree que estas semiputrefactas y sobrevaloradas manzanas orgánicas son más saludables? El punto es que, al comprarlas, no solo estamos comprando y consumiendo un producto, sino que también estamos haciendo algo significativo, demostrando nuestra capacidad de preocupación y conciencia global, participando en un noble y enorme proyecto colectivo.

Pienso que esto ya no es un fenómeno aislado, sino que está asumiendo un papel central en cómo funciona el capitalismo de hoy. El mejor ejemplo es lo que llamo The Starbucks Logic: lo que siempre se encuentra cuando vas a una cafetería Starbucks. Básicamente el mensaje es verdad: “Nuestro café es más caro, pero un centavo de cada taza va para los niños de Guatemala, cinco centavos van para el agua y bla, bla, bla”. En otras palabras, la lógica es la siguiente: “En los viejos tiempos éramos consumidores y luego nos sentíamos mal, y si querías pretender ser ético, tenías que hacer algo para contrarrestarlo. Pero aquí lo hemos simplificado todo para ti, creamos el producto, tú te puedes quedar solo como consumidor porque tu naturaleza altruista y solidaridad por los pobres está incluida en el precio”.

Recuerdo que cuando era joven, los de izquierda hablaban de esta urgencia: “Tú que vives en tu mundo desarrollado, en tu torre de marfil, ¿no estás consciente de que los niños en África están muriendo de hambre?” ¿Han notado que ahora a las personas les gusta que Bill Gates hable de esa manera? ¿Por qué? El mensaje es el siguiente: “Paremos con nuestro aburrido debate sobre el capitalismo, el socialismo, etcétera. Las personas están muriendo de hambre. Juntémonos todos: hombres de negocios, hombres del gobierno, ONG, y hagamos algo”: En otras palabras: “No pienses. Haz”. O, de forma contraria: “Haz, de manera que no tengas que pensar”. Lo que encuentro asqueroso son todas estas publicidades en los periódicos o en la televisión usualmente de un niño negro con los labios torcidos y luego el eslogan: “Por el precio de un par de capuchinos, tú puedes salvar su vida”. Pero el verdadero mensaje sabemos cuál es: “Por el precio de un par de capuchinos, puedes olvidarte del niño. Has cumplido tu deber. Puedes irte a tomar tus capuchinos”.

*Traducido por Natalia Sánchez Loayza

Publicado en Crónica Ambiental 14 de agosto de 2015

(Caracas/AFP). En las faldas del cerro Ávila, un caraqueño hace fila frente a un tubo del que mana agua de una quebrada. La inclemente sequía y una deteriorada infraestructura convierten al líquido en tesoro. "¡Hay que darle gracias a Dios por este chorrito!", exclama sonriente.

Venezuela padece un severo racionamiento de agua, que el gobierno atribuye a la demora de la temporada de lluvia por tercer año consecutivo, producto del fenómeno meteorológico El Niño.

Yurman Torres debe madrugar a diario para abastecerse en el surtidor, cercano a su casa, y luego viajar en autobús y metro hasta el otro extremo de la ciudad, donde trabaja como cajero en un supermercado.

"¡Y cómo hacemos! Tenemos que venir todos los días. Con dos tobitos (baldes) nos resolvemos", asegura este capitalino de 36 años. 

En el parlamento, con mayoría opositora tras 17 años de hegemonía chavista, se aprobó hace una semana por unanimidad un acuerdo para atender la situación, considerando que "los 18 mayores embalses para el abastecimiento de agua potable con los que cuenta el país están en un nivel cercano al mínimo".

INFRAESTRUCTURA PRECARIA 

José María de Viana, expresidente de Hidrocapital (operadora pública de acueductos de la región norte), dijo a la AFP que se trata de un problema recurrente y "no coyuntural", causado porque el Estado "ha abandonado las inversiones necesarias para mejorar la infraestructura que permitiría garantizar el suministro" de agua

En Venezuela, país de grandes reservas hídricas que incluyen al río Orinoco -uno de los más caudalosos de América-, en los últimos 18 años se han incorporado solo dos embalses, uno de ellos para almacenar agua potable, lo cual parece insuficiente considerando el crecimiento poblacional.

"En la medida en que se construye y mantiene la infraestructura, es posible mantener el abastecimiento aún cuando no llueva, pero las empresas de agua potable (todas públicas) son muy débiles institucionalmente, con un equilibrio financiero precario que les impide invertir", comenta De Viana. 

La sequía afecta en mayor medida a habitantes del arco norte venezolano, en la costa del Caribe, por su lejanía de las fuentes principales. 

En el estado Falcón (noroeste) fue decretado un alerta en julio de 2015. La escasez se agudizó y obligó a su gobernadora Stella Lugo a presentar a mediados de enero un nuevo plan de emergencia.

BARRIO SECO 

En el oeste de Caracas se forman filas de camiones cisterna en un vertedero destinado al riego de jardines públicos, pero que cada vez se concentra más en el consumo humano.

Un camionero, que prefiere reservar su nombre, cuenta a la AFP que cobra unos 12.000 bolívares por llevar una carga de agua hasta una urbanización y llenar los tanques privados. 

La suma equivale a 60 dólares a la tasa oficial más alta y a 13 dólares en el mercado paralelo, en una economía con un salario mínimo de 9.500 bolívares. La vida se hace más dura si, además del elevado costo de vida y el desabastecimiento de productos básicos, no hay agua. 

"Con la escasez, el negocio mejora, pero ahorita es tan ruda que tardamos en llenar y se hacen colas (filas). Entonces no podemos hacer suficientes viajes", se queja el hombre. 

Ernesto Paiva, al frente del ministerio de Ecosocialismo y Aguas, anunció "ajustes en los planes de abastecimiento". 

"Desde 2013 ha llovido 45% menos que en años anteriores [...] Hay que tomar acciones a la espera de la temporada de lluvias prevista para abril", señaló Paiva, quien ordenó investigaciones para detectar tomas ilegales y pidió "comprensión" para "administrar el agua" y "que no se acabe".

El ingeniero De Viana señala a la AFP que el malestar "es mayor en las zonas más humildes, en los barrios, porque las redes de distribución son mas débiles".

En la empinada Petare, la favela más populosa del país en el este de Caracas, los vecinos bloquean la carretera a media mañana en señal de protesta.

"Tenemos más de un año con este problema. Antes la subían bombeada (al agua), ahora tenemos que esperar los camiones y pagamos para que nos llenen los tanques", cuenta Valentín González, de 87 años. 

Un solo argumento los convence de poner fin a la manifestación: entre las filas de vehículos, pasa un camión cisterna. Mientras sube por una cuesta un niño descalzo lo divisa, sonríe y, saltando sobre el polvo, celebra: "¡Al fin llegó el agua!"

Fuente: AFP/El Comercio

Siboney Tineo, presidenta de Hidroven, en compañía de otros funcionarios de empresas hidrológicas del país se encuentran compareciendo ante las Comisiones de Administración y Servicios y de Ambiente de la Asamblea Nacional.

Tineo, quien presentó la situación del recurso hídrico y las políticas tomadas en los últimos tres años, explicó que los recursos recibidos se han invertido en ampliar y mejorar las redes de servicio distribución del agua, sin embargo señaló que "los recursos recibidos no sirven para hacer llover".

Recalcó que las obras realizadas, con recursos de más de 9 mil millones de bolívares, han permitido que la cobertura de agua potable a nivel nacional es de 92% incluyendo a más de 10 millones de venezolanos en el sistema hidrológico.

Fuente; Globovisión

Página 11 de 161