administrador

administrador

Martes, 15 Mayo 2018 20:05

RECURSOS FORESTALES

Jueves, 10 Mayo 2018 18:17

DIVERSIDAD BIOLÓGICA

LEY DE GESTIÓN DE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA.   . Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela No. 39.070 del 1 de diciembre de 2008.

El presidente de la Comisión Permanente de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la Asamblea Nacional (AN), Luis Parra, denunció que el Instituto Nacional de Parques (Inparques) atraviesa por una crítica situación ambiental y laboral.

“Inparques tiene una gran responsabilidad sobre los 43 parques nacionales, 36 monumentos naturales y 65 parques de recreación que existen en Venezuela. El gobierno se muestra indiferente ante recursos de gran valor que ayudan a minimizar la vulnerabilidad humana, subestima que somos el séptimo país con mayor biodiversidad del mundo, privilegio que nos hemos comprometido a defender en esta comisión”, expresó.

Las declaraciones fueron ofrecidas luego de otorgarle un derecho de palabra a los representantes del Sindicato Nacional de Empleados Públicos del Instituto Nacional de Parques (SUNEP-INPARQUES), quienes expusieron detalladamente la problemática que enfrentan en esta dependencia.

“El gobierno es muy bueno haciendo propaganda, pero la realidad es que le da la espalda al ambiente y a las riquezas naturales. Lo que tenemos en las manos no es cualquier cosa, más allá de lo romántico debemos preservar nuestros parques nacionales y así poder disfrutar de manera consciente de sus beneficios como el agua. Los zoológicos están a la deriva, los animales se nos están muriendo de hambre”, puntualizó José Matute, secretario general del SUNEP-INPARQUES.

Informó que el personal que aún se mantiene trabaja en condiciones muy precarias, ya que los sueldos son pírricos y no poseen los implementos necesarios para cumplir con sus labores efectivamente.

“Los empleados trabajan prácticamente con las uñas y por amor al arte. No reciben dotación, cargan botas de goma para combatir incendios, no hay equipos, tampoco usan ropa resistente, mucho menos guantes, GPS, teléfonos ni radios”, explicó.

Para seguir leyendo la nota, haz clic aquí.

Fuente: La Patilla

 

Con la finalidad de resaltar el tejido como saber ancestral y la integración con las etnias Warao, Wayúu y Ye’kwana, Fundación Tierra Viva inaugurará el domingo 8 de abril, la exposición “Nosotras, nuestras manos”, en el marco del Proyecto Mujer Indígena Emprendedora, financiado por la Unión Europea y en alianza con el Centro de Artes Integradas, en Caracas.

Esta exposición tendrá como escenario los espacios de la Sala William Werner del Centro de Artes Integradas, ubicado en la urbanización Terrazas del Ávila, en la entrada izquierda a la Universidad Metropolitana (Unimet) y contará con fotografías de Vanessa Alcaíno, Humberto Trejo, Carlos Duarte y Pedro Bolívar, piezas artesanales y videos.

Soliria Menegatti, gerente de Proyectos Especiales de Fundación Tierra Viva relata que “la exposición Nosotras, nuestras manos, tiene el objetivo de acercar a estudiantes y educadores a tres de las culturas ancestrales que hacen vida en nuestro país. Durante dos semanas, la sala William Werner se convertirá en territorio indígena, brindando a los visitantes la posibilidad de un espacio para la interculturalidad y un contacto directo con artesanas indígenas que viajarán desde sus comunidades para encargarse de las visitas guiadas”.

La exposición estará abierta al público hasta el 20 de abril en el siguiente horario: lunes a viernes de 9:00 a 11:30 a. m. y de 2:30 a 3:30 p. m. La entrada es libre. Desde el lunes 9 y hasta el viernes 13 de abril, las artesanas indígenas Araselis Calderón (Warao), Luvi Morales (Wayúu) y Luz María García (Ye’kwana) ofrecerán visitas guiadas dirigidas a estudiantes de las escuelas/colegios Jenaro Aguirre, Sagrado Corazón de Jesús, y El Ávila, ubicados en el municipio Sucre del estado Miranda, quienes podrán aprender acerca de la cultura ancestral de las tres etnias. Igualmente, en el marco de la exposición, se realizará una Feria de artesanía indígena en los espacios de la muestra el viernes 20 de abril entre 10:00 a. m. y 2.30 p. m. En el mismo horario se dictará un taller de danza Wayúu, facilitado por la artesana Wayúu Juanita Ipuana.

El proyecto Mujer Indígena Emprendedora, tiene entre sus objetivos la valoración de la cultura de las etnias Warao, Wayúu y Ye’kwana, así como el apoyo en los procesos de comercialización y mercadeo que contribuyan a mejorar los ingresos económicos de las artesanas y su familia como parte de la estrategia para la mejora de su calidad de vida.

 

Fuente: Nota de prensa de Fundación Tierra Viva

 

Como todos los años, la División de Recursos Naturales e Infraestructura colaboró con otras agencias de las Naciones Unidas en la elaboración del “Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos”. La edición de 2018 del informe, que acaba de publicarse por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), aboga por soluciones basadas en la naturaleza para mejorar el abastecimiento y la calidad del agua y reducir el impacto de las catástrofes naturales.

En el informe se destaca que la región de América Latina y el Caribe tiene amplia experiencia en la implementación de los esquemas de pagos por servicios ambientales (PSA), también conocidos como “esquemas de inversión en servicios de cuencas hidrográficas”. Menciona la Ley de Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos promulgada en el año 2014 en el Perú, como un primer marco regulatorio a nivel nacional específico para la inversión en infraestructura verde en el sector de agua potable y saneamiento en América Latina.

Señala que los esquemas de PSA a menudo se implementan mediante fondos de agua y de conservación, financiados a través de subsidios gubernamentales y contribuciones pagadas por los grandes usuarios de agua (tales como organismos operadores de agua urbanos, plantas de generación hidroeléctrica y compañías de agua embotellada o sodas) ubicados en las áreas bajas de una cuenca, con el fin de apoyar las actividades de manejo de cuencas en las zonas altas y medias de la cuenca. Entre las experiencias exitosas, presenta el caso del Fondo de Conservación del Agua de Quito (FONAG) en Ecuador.

Los invitamos a ver el documento haciendo clic aquí.

 

Fuente: CEPAL

Los recursos hídricos son esenciales para la vida en el planeta y las actividades humanas, económicas, sociales y culturales. Sin embargo, el agua es un recurso escaso a nivel global y especialmente en regiones en desarrollo como nuestro continente. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha publicado este video para explicar el desafío hídrico que tiene América Latina y el Caribe en el contexto del cambio climático.

 

 

 

El anuncio de creación del Parque Nacional Isla de Aves, por el cual el enclave militar se convertiría en el parque nacional marino más grande del mundo, anunciado por la presidencia de la república e Inparques, en modo alguno se relaciona con los fines y propósitos del Día Mundial del Agua, cuyo tema y lema son “La naturaleza al servicio del agua” y “Garantía de agua limpia y saneamiento”.

La exhortación que hace Naciones Unidas con la celebración del Día Mundial del Agua aboga por volver a equilibrar el ciclo del agua a través de la plantación de nuevos bosques, la restauración de los humedales, para con ello mejorar la salud y medios de subsistencia de los seres humanos.

Venezuela carece de gestión adecuada de los recursos hídricos dulces y ello se patentiza en la continuada escasez de agua potable y para saneamiento. De hecho la sucesión de incendios forestales en todo el país –particularmente en los parques nacionales y monumentos naturales- obedecen al descuido y negligencia en la administración de los bosques, montañas y humedales de ríos y lagunas.

La Isla de Aves venezolana es apenas un enclave militar, ciertamente con una reserva faunística excepcional (anidación en el Caribe de la tortuga verde y un punto de paso de aves migratorias y hogar de varias especies de aves marinas) y que cuenta con una importante Estación o Base Científico Naval Simón Bolívar.

Hasta el agua potable para tomar, cocinar o lavar llega a Isla de Aves en los buques de la Armada.

Al río Orinoco llegan las aguas de más de 1.000 ríos, pese a ello el país padece uno de los peores servicios de acueductos y de agua potable en el mundo. Anuncian proteger un inmenso espacio de agua salada, no aprovechable para mitigar la necesidad de recursos, y mientras tanto desdeñan o mal administran las aguas continentales de gran potencial para surtir a las ciudades y cubrir los requerimientos industriales, agropecuarios, sanitarios y domésticos.

Es esta cuenca – la del Orinoco- la que debería ser tratada como parque nacional, si el gobierno fuera responsable, que no lo es, y si quisiera cubrir las necesidades hídricas y la seguridad alimentaria de la población venezolana, lo que está en duda, Por lo contrario, allí se cometen las peores tropelías ambientales de agotamiento y degradación de sus aguas, paradójicamente, por acción y omisión del gobierno.

En palabras del biólogo Alejandro Álvarez Iragorry , un Parque Nacional como el que creó el gobierno sería sólo una entelequia formada por miles de kilómetros de agua salada cuyo control y gestión sería extremadamente costosa, mientras que los parques nacionales marino-costeros del país languidecen y están siendo destruidos por la casi total falta de gestión en los mismos, incluso degradados.

Isla de Aves –lo advierte la ingeniero ambiental Edilia Oliveros- ya tiene la figura legal de Refugio de Fauna Silvestre, y es bien poco lo que se hace para protegerlas, incluso divulgarlas.

Para el investigador geográfico Wilmer Becerra, la figura actual, de Refugio de Fauna, es más restrictiva en el uso que se le puede dar a ese espacio; es decir, protege más. En un parque nacional se permiten ciertos usos que no soportaría una Abrae como la plantea el Gobierno, pues la isla de Aves es un cayo arenoso minúsculo en la inmensidad del mar territorial venezolano y en vías de desaparición (atentan contra su existencia los fuertes oleajes que la erosionan durante las tormentas tropicales y los huracanes que azotan esas latitudes durante la temporada de huracanes del Caribe, desde julio hasta noviembre, aproximadamente); tiene apenas unos 300 m de longitud por menos de 100 de ancho. Es absurdo que pretendan 'elevarla' a la categoría de parque nacional.

En cualquier caso, el decreto presidencial de declarar parque nacional a la Isla de Aves no contempla ninguna inversión en infraestructura verde que fomente una mejor calidad de vida y bienestar humano, que garantice un medio ambiente de alta calidad en el que poder vivir y trabajar; que mejore la biodiversidad local reconectando zonas naturales aisladas y aumentando la movilidad de la fauna silvestre en un paisaje más amplio;  que proteja contra el cambio climático y otras catástrofes medioambientales, por ejemplo, reduciendo las inundaciones, almacenado carbono o evitando la erosión del suelo.

El gobierno carece de política pública sobre el agua potable y para el saneamiento, al extremo que –en el Día Mundial del Agua – ni siquiera se pronuncia sobre el mandato de Naciones Unidas que tiene como fin acelerar las iniciativas encaminadas a hacer frente a los desafíos relativos a los recursos hídricos, para lo que la Asamblea General proclamó el período 2018-2028 Decenio Internacional para la Acción «Agua para el Desarrollo Sostenible», que comienza el 22 de marzo de 2018 y termina esa misma fecha en 2028.

Nuestro alerta y llamado de atención supone una exigencia legal y constitucional para llevar a cabo un cambio fundamental en la forma en que el país y su gobierno  gestionan el agua, y poder lograr así los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular el número 6, relativo al agua limpia y el saneamiento, que incluye una meta de reducir a la mitad la proporción de agua dilapidada y aumentar su reciclaje para contribuir a la economía circular.

No ha habido un esfuerzo importante de gobierno en estos últimos veinte años de acción para diseñar políticas para enfrentar la escasez del agua. En Venezuela hoy el 90% de las aguas residuales son descargadas en el mar, ríos y quebradas sin ser sometidas a tratamiento ni aprovechamiento, lo que impacta muy negativamente en el medio ambiente y la salud pública.

 

El Día Mundial del Agua se celebra el 22 de marzo cada año y fue adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas para dar a conocer la importancia que tiene para el mundo y el desarrollo sostenible el agua y su gestión adecuada. Con la celebración mundial de este día se invita a la población a participar en actividades relacionadas con la conservación, desarrollo y buen uso de los recursos hídricos.

El lema de este año es "La respuesta está en la naturaleza”; según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) “los problemas medioambientales, junto con el cambio climático, provocan las crisis asociadas a los recursos hídricos que ocurren en todo el mundo. Las inundaciones, sequías y la contaminación del agua se agravan con la degradación de la cubierta vegetal, los suelos, los ríos y los lagos.(…) Las soluciones naturales pueden dar respuesta a muchos de los desafíos relacionados con el agua.Queda mucho por hacer para implantar las infraestructuras ecológicas y armonizarlas con las tradicionales allí donde sea posible. Plantar bosques, reconectar los ríos con las llanuras aluviales y restaurar los humedales devolverá el equilibrio al ciclo del agua, además de mejorar la salud pública y los medios de vida”.
 
El Día Mundial del Agua está coordinado por UN-Water, un mecanismo de colaboración de la ONU para temas relacionados con el agua potable en el que participan gobiernos y otras entidades.
 
Para más información visita la página oficial de las Naciones Unidas.

 

 

Para fomentar las técnicas del reciclaje y aprovechar los desechos, la diputada Nora Bracho, presidente de la Comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional, informó que será analizada la posibilidad de reformar la Ley de gestión integral de la basura que está estipulada en la Gaceta Oficial desde el 30 de diciembre de 2010.

El anuncio lo hizo luego de recibir un informe de Alfonso Guitiérrez, coordinador de la Comisión Nacional de Gestión Integral de Desechos Sólidos, del Colegio de Ingenieros de Venezuela, quien presentó un documento en el que detalló los principales problemas de la recolección de basura que afectan al país. En el texto, el especialista sugirió alternativas para obtener ganancias a través de la clasificación de la basura.

Bracho enfatizó que las gobernaciones municipales deben encargarse de garantizar una adecuada recolección de la basura para evitar la contaminación del ambiente. Aseguró que los servicios básicos en Venezuela atraviesan un grave declive. "Hemos retrocedido a los años treinta y el gobierno no da ninguna respuesta. Conocemos las dificultades económicas, pero no hay voluntad política por parte del Ejecutivo para solucionar los problemas de los ciudadanos", dijo.

El ambientalista Alfonso Gutiérrez expresó que la transformación de los rellenos sanitarios en vertederos de basura al aire libre produce sustancias perjudiciales para la salud y el ambiente. "Tenemos un país que no cuenta con equipos necesarios ni camiones compactadores, y los rellenos sanitarios son un desastre", afirmó.

Publicado en el El Nacional el 12/3/18

Foto: Alba Marina Gutiérrez

El pasado 24 de noviembre Grupo Orinoco dictó el foro “Hacia una nueva institucionalidad ambiental”, en el que los ponentes presentaron la crítica situación institucional y una propuesta al país que permitirá abordar la reconstrucción del sector ambiental.

Dada la importancia del tema tratado, Asoprodem dedica este editorial para resaltar los planteamientos realizados.

En palabras del destacado Dr. Arnoldo José Gabaldón, dicha propuesta “Es un proyecto de reconstrucción ambiental en un contexto en el que prácticamente hay que recuperar toda la institucionalidad del país”, pues actualmente el área ambiental presenta un importante atraso institucional, no hay información para dimensionar el problema y el modelo económico del país ya no es sostenible. 

De la vanguardia ambiental a desastre insostenible

Venezuela fue el primer país en tener un Ministerio del Ambiente en Latinoamérica –el primero en su clase–, en la década de los 70 ya se había creado esta institución además de haber establecido la Ley Orgánica del Ambiente.  

El Dr. Anibal Rosales realizó un paseo cronológico de la institucionalidad en Venezuela

Foto: Alba Marina Gutiérrez 

Fuimos el primer país de la región en erradicar la malaria, gracias al Dr. Arnoldo Gabaldón (Padre), quien estuvo a cargo de la Dirección Especial de Malariología del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, en 1936; hoy tenemos nuevamente una epidemia de malaria que azota todas las regiones del país.

En contraste, durante los últimos diez años hemos pasado de no tener ministerio a tener varios ministerios que incluían al ambiente dentro de sus áreas de atención, sin ser prioridad.

Nos encontramos ante una crisis institucional que sigue alimentándose por la crisis generalizada que vive el país. Según un estudio realizado por la Red de Ciudadanía Ambiental, en conjunción con el Grupo Orinoco, la población venezolana considera necesaria la implementación de una nueva institucionalidad y lo vincula con una mejora de la calidad de vida. 98% de la población califica como mala la institucionalidad ambiental actual del país.  

Tal cifra hace apremiante la implementación de una nueva propuesta para recuperar el medio ambiente en Venezuela, además de otros problemas entre los que podemos resaltar: 

  • Predomina la gestión ambiental centralizada. De 335 municipios, no más de 10 tienen capacidad de gestión ambiental.
  • Se incumple la legislación ambiental ante la indiferencia de la ciudadanía.
  • Participación ciudadana escasa o nula en la gestión ambiental. La educación ambiental es deficiente y la consulta pública es inexistente.
  • Sector privado sin capacidad de invertir en programas de gestión ambiental.

Incidencia de la economía en lo ambiental 

El economista Ramón Key advirtió que debido a la actual crisis económica, la agenda ambiental podría quedar supeditada para resolver la economía, lo cual generaría desatención sobre el tema ambiental, que a su vez conllevaría el colapso total de los servicios de agua y recolección de residuos sólidos, por mencionar algunos.

Foto: Alba Marina Gutiérrez

Key hizo énfasis en cambiar el modelo económico social, pues de lo contrario “será imposible revertir el deterioro institucional del ambiente”. 

Hacia una nueva institucionalidad ambiental 

La propuesta que realiza el Grupo Orinoco busca llenar precisamente los vacíos que se han creado en los últimos años, pensando a largo plazo. Entre las líneas maestras del plan podemos destacar:

  • La creación de un Consejo Nacional Ambiental que esté integrado por entidades –que no sean controladas por el sector público– como la academia, y que actúe como monitor de la gestión ambiental y promueva la educación ambiental.
  • Mayor descentralización y desconcentración de poder. La gestión ambiental debe ser completamente local.
  • Incrementar la participación ciudadana.
  • Recolectar información básica y apoyar la investigación ambiental y tecnológica.

No cabe duda de que es apremiante reestructurar la institucionalidad ambiental, pues así se cumplirán los derechos y deberes ambientales. Es sumamente importante impulsar la participación ciudadana en la gestión ambiental, así como la implicación del sector privado en proyectos ambientales que beneficien a la comunidad.

Asoprodem suscribe esta propuesta y continuará trabajando por un país de todos y para todos.

Los invitamos a visitar la página de Grupo Orinoco donde podrán obtener información completa acerca de la propuesta.

Página 1 de 161