Viernes, 01 Enero 2016 09:29

Expectativas ante la nueva AN

Los venezolanos estamos en un ambiente de gran expectación ante la nueva Asamblea Nacional. En materia ambiental, nuestro país vive un rezago en las políticas públicas que no ha hecho sino perjudicar nuestra calidad de vida, por lo que es necesario comenzar de inmediato. Sin embargo, ante este escenario de urgencias, ¿cuáles son los asuntos prioritarios? ¿Por dónde debemos comenzar?

Calidad y acceso al agua

La situación del agua en Venezuela es crítica: 40% de habitantes no tiene acceso al agua potable, según cifras del PNUD. En los últimos años, los cortes del servicio se han incrementado por la gestión ineficiente de las hidrológicas como Hidroven e Hidrocapital, y la calidad del agua deja mucho qué desear, en vista de los testimonios de los usuarios reportando la suciedad y el mal olor. Esto ha traído como consecuencia la proliferación de enfermedades como la malaria.  A este panorama debemos sumarle la fuerte sequía que ha provocado el fenómeno de El Niño, la cual ha causado estragos, no solo en nuestro país, sino también el resto de América Latina.

Gestión de residuos

En materia de gestión de residuos, estamos ante una emergencia sanitaria, pues los rellenos sanitarios están trabajando más allá de sus capacidades. El problema no solo se observa en los vertederos, sino también en la recolección, debido a la falta de repuestos para los camiones, y  en la disposición final de los residuos. Como ejemplo podemos tomar el relleno sanitario La Bonanza, el cual recibe la basura de toda Caracas y los Valles del Tuy, y que además le quedan tres años de vida útil. Cabe mencionar el conflicto entre las mafias que controlan el acceso de los camiones que transportan los residuos.

Funciones de la Asamblea

Además de la función legislativa, la Asamblea Nacional debe cumplir con dos funciones muy importantes, fundamentales para darle solución a esta crisis ambiental: la función contralora y la función política/debate.

La contraloría es crucial para hacer cumplir la ley, por ejemplo, podría poner fin a la mora constitucional de leyes que ya han sido aprobadas por el poder legislativo, mas no promulgadas por el Ejecutivo Nacional, como la Ley de la Calidad de las Aguas y del Aire, que pretende “regular la calidad del agua utilizada y el manejo de las servidas, así como la calidad del aire en cuanto a emisiones de gases”, según el informe de la Comisión Permanente de Ambiente, presentado en el año 2014.

La función política/debate la convierte en vocera de la población ciudadana ante el Gobierno, tomando sus denuncias y requerimientos para presentarlas ante el Poder Ejecutivo.

Desde ASOPRODEM queremos exigir y apoyar el cumplimiento de las leyes ambientales, para ello presentamos nuestra propuesta de mandatos para una política social y ambientalmente responsable a la Asamblea Nacional. Para finalizar, queda de parte nuestra como ciudadanos exigir el derecho a un ambiente sano y  cumplir con la corresponsabilidad que nos compete.

¡Feliz 2016!

Published in Editorial

Aunque hace un año el presidente de la República, Nicolás Maduro, y Elías Jaua lanzaron a SupraMiranda como la solución al problema de la basura, es ahora cuando los habitantes del Tuy se enteran que no se trató de una empresa socialista que ofrecía un servicio de manera gratuita, sino que por el contrario, era una empresa privada que cobraba a las alcaldías y que ahora, por falta de pago, decidió retirar sus camiones de la zona.

La mala noticia la dio a conocer el alcalde de Ocumare, Julio César Marcano, a través de un programa de radio en el que confirmó que por falta de presupuesto, SupraMiranda ofreció sus servicios hasta el pasado 19 de febrero. Esto significa que ahora tendrán que activarse únicamente los viejos camiones que tiene la municipalidad para recoger la basura.

A una semana del anuncio, comienzan ya a multiplicarse las denuncias de espacios repletos de desechos sólidos.

En esa oportunidad Marcano anunció que en los próximos días estarán operativos cuatro camiones recolectores de basura, con la finalidad de brindar un buen servicio a la colectividad. “Uno de los camiones se destinará para el casco central de la localidad y los otros tres para las comunidades y urbanizaciones. Los obreros de la Dirección de Servicios Públicos asumirán la ruta de recolección de desechos sólidos”, dijo.

A pesar de que el alcalde decidió activarse para no dejarse arropar por el problema, a los habitantes de Ocumare del Tuy les parece una falta de respeto que se haya anunciado a SupraMiranda como una opción para ayudar al pueblo y de repente les quiten los camiones porque a la empresa se le debe.

Marían García, recordó que el pasado 01 de febrero el mismo Presidente junto a Elías Jaua, hicieron un acto frente a lo que es hoy el Abasto Bicentenario de Charallave donde aseguraron que como parte del “Gobierno de Eficiencia en la Calle” se estaba activando esta empresa recolectora de desechos sólidos para todo el estado Miranda: “Ahora resulta que como no les pagan, la empresa simplemente se va ¿Qué tipo de burla al pueblo es esta?.

Aunque hasta ahora la situación ha sido confirmada solo en Ocumare del Tuy, todo parece indicar que el resto de las alcaldías de la subregión estarían próximas a enfrentar el mismo problema, por lo que se espera que dentro de poco el Tuy se quede sin camiones SupraMiranda, a menos que las alcaldía paguen lo que deben a la empresa.

Fuente: La Gran Ciudad.net

Published in Noticias

El incendio que comenzó de forma espontánea en la madrugada del viernes en el relleno sanitario de La Bonanza ya fue controlado, según aseguró Alejandro Salas, director de Cotécnica, la empresa privada que está a cargo de este espacio. 

Salas desmintió las informaciones que circularon a través de las redes sociales de que el incidente retrasaría el servicio de recolección de basura. "La descarga en ningún momento se ha suspendido. Desde que empezó la contingencia se cambió el lugar de descarga a otro sitio que queda aproximadamente a un kilómetro de donde comenzó el incendio".

Javier Mendoza, comandante de los Bomberos de Miranda, precisó, al cierre de esta edición, que en el lugar todavía hay material en combustión que se está tratando de extinguir con ayuda de los bomberos de Distrito Capital y el refuerzo de dos unidades tipo ballena que envió la Guardia Nacional. 

"A las 6:00 p.m. del sábado retiramos al personal, para ese momento se había avanzando en más de 40% pero se avivaron algunas llamas en las horas nocturnas. Se está aplicando agua y luego se procede a remover con maquinaria los desechos para que la acción sea más efectiva, de lo contrario las brasas que están por debajo de la superficie avivan la llama", dijo Mendoza. 

Todavía existe mucho humo por efectos del calentamiento. Se están realizando las labores de refrescamiento y de cobertura con tierra, explicó Salas, quien estima que en un máximo de tres días ya se habrá eliminado por completo el humo.

"Como el incendio ocurrió el fin de semana no teníamos la cantidad de camiones volteos suficientes para trasladar la tierra y agilizar el procedimiento de cobertura", dijo. Agregó que se tomarán las previsiones para aumentar el número de maquinarias a fin de que se pueda atacar de forma más rápida la situación cuando se produzca algún conato de incendio. 

Vecinos del sector denunciaron molestias respiratorias debido al incendio. "¿Quién se hace responsable del humo que tragamos ayer y del mal olor y de las aguas podridas a las que estamos expuestos?. Nos tienen ahogados", escribió un residente de la zona a través de su cuenta en Twitter@santomiele1. 

Aunque entiende la molestia de la comunidad Salas pidió comprensión. Explicó que "en varios tramos de la Autopista Regional del Centro (ARC) hay incendios forestales (debido a la sequía) que también están generando humo, por lo que el relleno sanitario no es el único foco".

Fuente: El Universal

Published in Noticias

La Encuesta sobre Condiciones de Vida del Venezolano (ENCOVI) es un trabajo de investigación de colaboración entre la Universidad Central de Venezuela, la Universidad Católica Andrés Bello y la Universidad Simón Bolívar, que representa el estilo de vida del venezolano según las áreas de pobreza, presentada por Luis Pedro España; seguridad personal, presentada por Roberto Briceño León y Alberto Camardiel; y vivienda y acceso a servicios, presentada por Alfredo Cilento-Sarli.

Los servicios públicos se hacen cada vez más inaccesibles para las zonas de más bajos recursos, mientras que la estructura de las viviendas auto-producidas son vulnerables a sismos y a otras amenazas como deslizamientos y derrumbes. 

Como problemas ambientales fundamentales figuran el sistema de tratamiento de aguas y la gestión de residuos: casi 40% de habitantes en Venezuela no cuentan con suministro continuo de agua, lo cual conlleva el almacenamiento de envases con agua que contribuye a la proliferación de enfermedades de origen hídrico como el dengue, la chikunguña y la hepatitis, por nombrar algunas.  

Con respecto al servicio de aseo urbano domiciliario, la encuesta indica que, a pesar de que sí existe el servicio, hay inconsistencia en las rutas de recolección y la disposición final de la basura, generando su acumulación y por ende, problemas sanitarios y ambientales.

Haz clic aquí para ver la encuesta completa.

 

Published in Asuntos de Interés
Lunes, 25 Enero 2016 16:22

Expectativas ante la nueva AN

Los venezolanos estamos en un ambiente de gran expectación ante la nueva Asamblea Nacional. En materia ambiental, nuestro país vive un rezago en las políticas públicas que no ha hecho sino perjudicar nuestra calidad de vida, por lo que es necesario comenzar de inmediato. Sin embargo, ante este escenario de urgencias, ¿cuáles son los asuntos prioritarios? ¿Por dónde debemos comenzar?

Calidad y acceso al agua

La situación del agua en Venezuela es crítica: 40% de habitantes no tiene acceso al agua potable, según cifras del PNUD. En los últimos años, los cortes del servicio se han incrementado por la gestión ineficiente de las hidrológicas como Hidroven e Hidrocapital, y la calidad del agua deja mucho qué desear, en vista de los testimonios de los usuarios reportando la suciedad y el mal olor. Esto ha traído como consecuencia la proliferación de enfermedades como la malaria.  A este panorama debemos sumarle la fuerte sequía que ha provocado el fenómeno de El Niño, la cual ha causado estragos, no solo en nuestro país, sino también el resto de América Latina.

Gestión de residuos

En materia de gestión de residuos, estamos ante una emergencia sanitaria, pues los rellenos sanitarios están trabajando más allá de sus capacidades. El problema no solo se observa en los vertederos, sino también en la recolección, debido a la falta de repuestos para los camiones, y  en la disposición final de los residuos. Como ejemplo podemos tomar el relleno sanitario La Bonanza, el cual recibe la basura de toda Caracas y los Valles del Tuy, y que además le quedan tres años de vida útil. Cabe mencionar el conflicto entre las mafias que controlan el acceso de los camiones que transportan los residuos.

Funciones de la Asamblea

Además de la función legislativa, la Asamblea Nacional debe cumplir con dos funciones muy importantes, fundamentales para darle solución a esta crisis ambiental: la función contralora y la función política/debate.

La contraloría es crucial para hacer cumplir la ley, por ejemplo, podría poner fin a la mora constitucional de leyes que ya han sido aprobadas por el poder legislativo, mas no promulgadas por el Ejecutivo Nacional, como la Ley de la Calidad de las Aguas y del Aire, que pretende “regular la calidad del agua utilizada y el manejo de las servidas, así como la calidad del aire en cuanto a emisiones de gases”, según el informe de la Comisión Permanente de Ambiente, presentado en el año 2014.

La función política/debate la convierte en vocera de la población ciudadana ante el Gobierno, tomando sus denuncias y requerimientos para presentarlas ante el Poder Ejecutivo.

Desde ASOPRODEM queremos exigir y apoyar el cumplimiento de las leyes ambientales, para ello presentamos nuestra propuesta de mandatos para una política social y ambientalmente responsable a la Asamblea Nacional. Para finalizar, queda de parte nuestra como ciudadanos exigir el derecho a un ambiente sano y  cumplir con la corresponsabilidad que nos compete.

¡Feliz 2016!

Published in Editorial