BBC Mundo, Medio Ambiente .– Hay ecosistemas que se pueden recuperar de una manera más rápida porque son más dinámicos. Pero si hablamos de ecosistemas de fondos marinos o de zonas costeras, en algunos casos su recuperación puede llegar a demorar hasta un siglo.

Lo normal, es que si el vertido no es enorme, el ecosistema se recupere en 10 o 20 años. Pero si el vertido penetra el sustrato marino, en la arena y el fango, tardará más en descomponerse y en recuperarse.

¿Qué daños concretos causa un derrame de petróleo en el medio ambiente?

  • Crea una película sobre la superficie marina que impide la entrada de luz en el agua, afectando procesos como la fotosíntesis.
  • Contaminación aguda que puede llevar a la muerte de muchos organismos.
  • A más largo plazo, puede ocasionar daños en el sistema reproductivo y de alimentación en los organismos de los ecosistemas marinos

¿Cuáles son los ecosistemas más afectados por un derrame de petróleo?

  • Ecosistemas que dependen de algas y plantas.
  • Arrecifes de coral, porque muchas de las algas que viven en simbiosis con los corales pueden morir. 
  • Especies que viven en la parte superficial del mar como tortugas, delfines y ballenas que tienen que salir a la superficie para poder respirar. Al entrar en contacto con el vertido pueden sufrir obturaciones en las vías respiratorias.
  • A las aves se les impregnan las plumas, con lo que pueden perder la capacidad de aislamiento que les da el aceite natural y terminan muriendo de hipotermia.

Fuente: BBC Mundo

Published in Sabía usted que

Las críticas del mundo científico contra el Gobierno de Australia por descuidar la conservación de la Gran Barrera de Coral, declarada patrimonio de la humanidad, arreciaron recientemente.

"¡Por el amor de Dios! Tómenselo en serio, escuchen a los científicos aunque sea solo por una vez", dijo el biólogo Charlie Veron, uno de los mayores expertos del mundo en corales y arrecifes, según la cadena de radiotelevisión ABC.

"En general, nunca atienden cuando se les habla del cambio climático y ahora tampoco lo hacen con la Gran Barrera de Coral", añadió el autor del libro "Una barra en el tiempo: la Gran Barrera de Coral desde sus comienzos hasta su final".

Un estudio de la universidad australiana James Cook denunció en marzo que el blanqueo, la pérdida de color que indica la muerte del coral, afecta al 95% de la zona norte de la Gran Barrera.

Los arrecifes se blanquean periódicamente y luego se recuperan, pero los científicos temen que el proceso actual sea irreversible. "Estoy furioso porque el gobierno federal sigue sentado sin hacer nada", indicó Justin Marshall, de la Universidad de Queensland.

David Attenborough, reconocido naturalista británico, advirtió en un documental que la Gran Barrera podría desaparecer en algunas décadas.

"Los peligros traídos por el cambio climático, el aumento de la temperatura del océano y la acidez amenazan su existencia. ¿De verdad nos importa tan poco la Tierra en la que vivimos que no deseamos proteger una de las mayores maravillas de las consecuencias de nuestro comportamiento", se preghuntó el científico de 89 años de edad.

La Gran Barrera, que alberga 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos, comenzó a deteriorarse en la década de 1990 por el calentamiento del agua del mar y el aumento de la acidez".

Publicado en El Nacional

Published in Noticias

Un pez, una rana y una planta que al parecer, no habitan en ninguna otra parte del mundo, fueron halladas al norte de Venezuela y se encuentran en peligro de extinción. Esto por estar ubicadas en una zona en la cual se están secando las fuentes de agua, debido al impacto dejado por el hombre.

El hallazgo de las tres especies (que aún se encuentran sometidas a estudios de ADN para confirmar que son nuevas) se produjo en enero pasado cuando un equipo de investigadores se trasladó a la zona para analizar la biodiversidad del lugar después de que se constatara la dramática desaparición del área boscosa.

El proyecto, presentado por el Instituto Venezolano Alemán de Ciencias Ecológicas Aplicadas (Ivacea), fue financiado por el Fondo de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUD por sus siglas en inglés) y lleva el nombre de "Restauración ambiental de la cuenca de los Valles Altos Occidentales de Carabobo".

"Se puede decir que se encontraron posibles nuevas especies, una de botánica, una de peces y una de anfibio", dijo a Efe el biólogo Arnaldo Ferrer quien coordinó el grupo de investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Fundación Phelps y la Fundación La Salle.

"Ya están en peligro, si continúa el nivel de intervención en la zona", advirtió Ferrer al referirse a las especies encontradas a una altura de 1.300 metros sobre el nivel del mar.

Las alarmas, explica el biólogo, se encendieron desde que se observó el alto nivel de devastación del bosque que, si se mantiene sometido a los constantes incendios, tala de árboles y siembras no permitidas desaparecerá por completo en un lapso de unos cinco años.

La destrucción se está produciendo pese a que se trata de un área protegida de 276.000 hectáreas, amparada por el decreto 2.647 publicado en Gaceta Oficial 31.485 del 12 de mayo de 1978, medida que se tomó por tratarse de una zona que contiene una reserva hidráulica que aporta agua a más de un millón de personas.

"Más o menos el 80% de la cobertura boscosa está desaparecida, pueden ser unas 50.000 hectáreas lo que representa un impacto en el clima, en toda la calidad ambiental y en la producción de agua", aseguró a Efe Andres Osorio, presidente del Ivacea, instituto que recibió 50.000 dólares del PNUD para restaurar la cuenca.

La buena noticia es que unas 30.000 hectáreas de la zona boscosa destruida se pueden recuperar y Osorio indica que lo más eficaz para esta recuperación es usar un sistema de "bombardeo" aéreo de paquetes de semillas con abono, minerales y bacterias que fijan nitrógeno, técnica conocida como Avíos.

El presidente de Ivacea, que también es especialista en Química Ambiental, explicó que la escasez de agua en los poblados cercanos a la cuenca está relacionada con la destrucción de ese bosque y con el hecho de que no existe en toda el área un sistema de tratamiento de aguas servidas por lo que los ríos están siendo severamente contaminados.

"Hay que asegurar la fuente que carga los acuíferos y la fuente que carga los acuíferos son los bosques", indicó.

Así que, como parte del proyecto financiado por el PNUD, se hará, además de la restauración de la zona, un trabajo de educación en las escuelas de los poblados cercanos que incluye el desarrollo de vídeo juegos en los que se fomente la conservación de los bosques.

Igualmente se trabaja con la comunidad de agricultores y conuqueros (labradores de pequeñas parcelas) en un programa de agroecología y permacultura que son técnicas agrícolas de bajo impacto ambiental y que maneja la Fundación Hoffmann, una institución aliada en este proyecto de la restauración de la cuenca.

Asimismo, "toda la data del proyecto de biodiversidad va a montarse en la página web del Ivacea para que en cualquier parte del mundo se pueda ver cuáles son las especies que se localizaron, a qué alturas viven, cuál es la importancia que tienen en esos bosques y por qué hay que mantenerlas", destacó Osorio.

Cada paso del proyecto, es registrado para ser difundido como un documental por el presidente de la Sociedad Venezolana de Cine y de la Asociación Latinoamericana de Directores de Fotografía, Ricardo Matamoros.

Fuente: EFE/El Nacional

Published in Noticias
Científicos aseguran que las zonas urbanizadas cubrirán 60% de la Tierra en el año 2030, con un total de 4.900 millones de habitantes, lo que puede afectar los recursos naturales.

Ginebra

Las áreas urbanas en el mundo se triplicarán de aquí a 2030 y la población que reside en las ciudades alcanzará los 4.900 millones de personas, lo que puede tener consecuencias perniciosas para la biodiversidad y los recursos naturales, según un estudio de las Naciones Unidas.

"Ciudades y Biodiversidad, Pronóstico", es el título del informe realizado por la Convención de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica que fue presentado hoy, según Efe.

El estudio incluye contribuciones de 123 científicos del mundo y afirma que más de 60% de la tierra que se convertirá en zona urbanizada de aquí a 2030 está por edificar, lo que representa "una enorme posibilidad".

"Se deben promover desarrollos urbanos innovadores que usen los recursos de forma eficiente, que tengan poco impacto carbónico y preserven la biodiversidad", reza el texto, el primer análisis mundial sobre el tema.

"La manera en que nuestras ciudades están diseñadas, la manera en que la gente vive en ellas y las decisiones de las autoridades definirán el futuro de la sostenibilidad global", señaló el secretario ejecutivo de la Comisión, Braulio Dias.

"La innovación recae no tanto en desarrollar nuevas infraestructuras tecnológicas sino en trabajar con lo que ya tenemos. Los resultados a menudo requieren menos recursos económicos y son más sostenibles", agregó.

El informe revela que la mayor expansión urbana ocurre en lugares cercanos a zonas donde existe una gran biodiversidad y en las áreas costeras.

"Este informe aboga firmemente por otorgar mucha más atención de los urbanistas y los dirigentes a la riqueza natural de los lugares donde las urbes serán construidas", afirmó, por su parte, Achim Steiner, director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

"Un desarrollo urbano sostenible que tenga en cuenta el valor de los ecosistemas representa una enorme oportunidad para mejorar las vidas de sus ciudadanos y acelerar las transición hacia una economía verde", agregó Steiner.

El informe recuerda que la biodiversidad urbana reporta importantes beneficios para la salud. Diferentes estudios han mostrado que la cercanía a los árboles reduce la prevalencia de asma y las alergias en la infancia.

"Las ciudades deben aprender cómo proteger y mejorar su biodiversidad, porque una amplia biodiversidad puede existir en la ciudad y ésta es extremadamente importante para la salud y el bienestar de los ciudadanos", aseguró el profesor Thomas Elmqvist, del Centro de Recuperación de Estocolmo, director científico del informe.

Uno de los casos citados en el estudio es el de Bogotá, donde medidas como cerrar las carreteras a la circulación los fines de semana, mejorar el sistema de transporte en común y crear carriles para bicicletas han incrementado el porcentaje de ciudadanos que hacen ejercicio físico y han reducido las emisiones de gases de efecto invernadero.
 
Fuente: El Universal
 
Published in Asuntos de Interés

El estudio incluye contribuciones de 123 científicos del mundo y afirma que más del 60% de la tierra que se convertirá en zona urbanizada de aquí a 2030 está por edificar, lo que representa "una enorme posibilidad"

Las áreas urbanas en el mundo se triplicarán de aquí a 2030 y la población que reside en las ciudades alcanzará los 4.900 millones de personas, lo que puede tener consecuencias perniciosas para la biodiversidad y los recursos naturales, según un estudio de las Naciones Unidas.

"Ciudades y Biodiversidad, Pronóstico", es el título del informe realizado por la Convención de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica que fue presentado hoy.

El estudio incluye contribuciones de 123 científicos del mundo y afirma que más del 60% de la tierra que se convertirá en zona urbanizada de aquí a 2030 está por edificar, lo que representa "una enorme posibilidad".

"Se deben promover desarrollos urbanos innovadores que usen los recursos de forma eficiente, que tengan poco impacto carbónico y preserven la biodiversidad", reza el texto, el primer análisis mundial sobre el tema.

"La manera en que nuestras ciudades están diseñadas, la manera en que la gente vive en ellas y las decisiones de las autoridades definirán el futuro de la sostenibilidad global", señaló el secretario ejecutivo de la Comisión, Braulio Dias.

"La innovación recae no tanto en desarrollar nuevas infraestructuras tecnológicas sino en trabajar con lo que ya tenemos. Los resultados a menudo requieren menos recursos económicos y son más sostenibles", agregó.

El informe revela que la mayor expansión urbana ocurre en lugares cercanos a zonas donde existe una gran biodiversidad y en las áreas costeras.

"Este informe aboga firmemente por otorgar mucha más atención de los urbanistas y los dirigentes a la riqueza natural de los lugares donde las urbes serán construidas", afirmó, por su parte, Achim Steiner, director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

"Un desarrollo urbano sostenible que tenga en cuenta el valor de los ecosistemas representa una enorme oportunidad para mejorar las vidas de sus ciudadanos y acelerar las transición hacia una economía verde", agregó Steiner.

El informe recuerda que la biodiversidad urbana reporta importantes beneficios para la salud. Diferentes estudios han mostrado que la cercanía a los árboles reduce la prevalencia de asma y las alergias en la infancia.

"Las ciudades deben aprender cómo proteger y mejorar su biodiversidad, porque una amplia biodiversidad puede existir en la ciudad y ésta es extremadamente importante para la salud y el bienestar de los ciudadanos", aseguró el profesor Thomas Elmqvist, del Centro de Recuperación de Estocolmo, director científico del informe.

Uno de los casos citados en el estudio es el de Bogotá, donde medidas como cerrar las carreteras a la circulación los fines de semana, mejorar el sistema de transporte en común y crear carriles para bicicletas han incrementado el porcentaje de ciudadanos que hacen ejercicio físico y han reducido las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Fuente: EL NACIONAL

http://www.el-nacional.com/mundo/ONU-planificar-ciudades-preservando-biodiversidad_0_63593656.html 

Published in Noticias

HuellaEcologicaECORINA¿Qué mide la Huella Ecológica?


La Huella Ecológica de la Humanidad es una medida del deterioro que las actividades humanas producen en los sistemas naturales, representada por la superficie de ecosistemas que dichas actividades necesitan para producir los recursos y absorber los impactos que generamos.

 

Published in Sabía usted que

Luego de cincuenta años sin actividad, el 4 de junio pasado comenzó la erupción del complejo volcánico Puyehue Cordón-Caulle, en la región chilena de Los Lagos. Este fenómeno aún sigue produciendo la emanación de grandes cantidades de gases y cenizas a la atmósfera, lo que perjudica no sólo a la población sino a toda la biodiversidad que habita en la zona.

imagesCAKFGMXJ


En las últimas semanas, las noticias sobre el volcán se refirieron principalmente a la suspensión de vuelos internacionales o el cese de actividades escolares y administrativas en las zonas afectadas, principalmente en las provincias argentinas de Río Negro, Neuquén, y Chubut, abarcando importantes centros turísticos como Villa La Angostura o Bariloche. Sin embargo, la problemática se vuelve mucho más compleja al tener en cuenta el impacto que las cenizas están dejando en la biodiversidad de la región: hay ríos contaminados y suelos cubiertos de una espesa capa gris, produciendo la muerte de miles de peces, ovejas y otros animales que habitan la región.


A pesar de que la erupción volcánica tiene lugar en Chile, los vientos del sureste involucraron gran parte de la Patagonia argentina, donde el paisaje cambió por completo y dejó a muchas ciudades cubiertas de cenizas. Según las autoridades de la región, la temporada que inicia todos los años en junio “ya está perdida”, a lo que se suman las dificultades de los pobladores para transitar las calles, y cortes de luz y de agua que se vuelven frecuentes en la región.


Sin embargo, a las problemáticas sociales y económicas se suma el impacto medioambiental, con especies animales y vegetales en peligro a causa de la exposición constante a la lluvia de gases y cenizas. El problema es que el hábitat natural se está viendo sustancialmente modificado, como es el caso de las ovejas, que podrían morir más de un millón dado que las las cenizas tapan tanto la pastura como el agua los campos.


Asimismo los ríos se encuentran sustancialmente perjudicados, como por ejemplo las aguas del Nilahue, en la comuna chilena de Lago Ranco, donde los residuos volcánicos hicieron que su temperatura aumentara nueve veces, hasta llegar a los 45°C, y de este modo causaron la muerte de miles de peces, como truchas y salmones. Otras zonas afectadas fueron el río chileno GolGol y el famoso Nahuel Huapi de Argentina, cubierto bajo un espeso manto gris.


A pesar de que en las últimas horas las noticias fueron algo más esperanzadoras, dado que se registró una disminución de la actividad volcánica y muchos de los evacuados volvieron a su hogar, todavía resta esperar cuándo finalizará definitivamente este fenómeno y cuáles serán sus consecuencias.


Erupciones volcánicas, ¿Relacionadas con el cambio climático?


Cada vez que ocurre un hecho de estas características nos lleva a replantearnos su relación con el cambio climático. A pesar de que los terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas y otros procesos geológicos existen desde el origen de la Tierra, en los últimos años se registraron con mayor intensidad y continuidad, lo que hace pensar en una relación directa con las condiciones climáticas actuales. Al respecto, hace pocos días se dieron a conocer los resultados de un estudio realizado en la Universidad de Alberta, Canadá, que confirmaron la relación entre el aumento de la temperatura y las erupciones volcánicas debido al funcionamiento de los glaciares, que al derretirse producen tensiones y cambios en las rocas que pueden derivar en éste u otros fenómenos geológicos.


Más allá de creer o no que la actividad del Puyehue esté relacionada con el calentamiento global, este fenómeno debe invitarnos a reflexionar acerca del rol que cumplimos en el desarrollo de los “desastres naturales” que cada vez se muestran con más intensidad en el planeta. Si bien es cierto que existen cuestiones de la Tierra que escapan a las posibilidades del hombre, muchos de los sucesos pueden ser prevenidos trabajando contra la contaminación y el consecuente calentamiento global. Hacer oídos sordos ante esta situación sólo ayuda a agravar la cuestión, siendo imposible llegar a soluciones amigables con el medio ambiente que deriven en un futuro mejor.


http://www.tuverde.com/2011/06/erupcion-del-volcan-puyehue-un-fuerte-impacto-para-la-biodiversidad-de-la-region/

Published in Noticias
Lunes, 18 Abril 2011 01:51

Planeta Vivo, Informe 2010, WWF

WWF lanza  a nivel mundial su “Informe Planeta Vivo 2010”, una evaluación bianual que analiza la situación de la biodiversidad global y mide la demanda de la población sobre los recursos naturales de la Tierra. Las principales conclusiones de la octava edición de este exhaustivo estudio son que la salud de los ecosistemas ha disminuido un 30 por ciento y que la huella ecológica se ha duplicado. La organización insiste en que es imprescindible aunar los esfuerzos para cambiar el modelo energético actual y la dieta si queremos dejar de vivir más allá de los límites de la Tierra.