En el año “Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos”, destacan las cualidades del GNC

La Asamblea General de las Naciones Unidas  proclamó el año 2012 Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos mediante resolución 65/151. En ese contexto, firmas locales insisten por la instalación masiva del GNC en el transporte, que garantiza un menor nivel de emisiones toxicas que cualquier combustible fósil.

 
El Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos ofrece una valiosa oportunidad para profundizar la toma de conciencia sobre la importancia de incrementar el acceso sostenible a la energía, la eficiencia energética y la energía renovable en el ámbito local, nacional, regional e internacional.
 

En este contexto, la firma argentina EsiGas, pionera en la instalación de equipos de GNC en camiones y colectivos, desarrolló un completo informe acerca de las bondades del combustible gaseoso, especialmente en el área del transporte pesado.

 

Las políticas energéticas

 

Es fundamental que las políticas y estrategias nacionales combinen un mayor uso de fuentes de energía nuevas y renovables y de tecnologías de baja emisión de gases de efecto invernadero, incluidas tecnologías menos contaminantes para el aprovechamiento de los combustibles fósiles como el Gas Natural, y el uso sostenible de servicios energéticos tradicionales como flotas de vehículos de servicio pesado del Estado y de trafico de corta, media y larga distancia.

 

Convirtiendo a Gas Natural las flotas estatales de camiones.

 

Por cada camión que se convierte a gas, se emiten 50 ton de CO2 menos, si plantando un árbol logramos reducir el CO2 en 6 kg por año, cada camión convertido sería como plantar 8.000 árboles, por cada año de funcionamiento.

 

Si se convierten 1000 camiones, lograríamos el efecto de plantar 8.000.000 de arboles  por año y la Huella de Carbono donde se implemente esta mejora, se reduciría en 50.000 ton, un excelente comienzo para la implementación de políticas de mejora ambiental y reducción de la huella de carbón en cualquier municipio o repartición estatal, siguiendo el modelo de los Municipios de España, precursores en este tema a nivel mundial.

 

Además gran parte del Gas oíl es importado a 24 U$S por millón de BTU, el gas de roca, en Neuquén, cuesta 4 U$S, por la misma unidad de energía y además es nacional, con el agregado que se acaban de descubrir reservas para más de 509 años.

 

Un camión ahorra $ 1,2 por km usando gas, por lo que un vehículo que recorre 150.000 km por año, como un colectivo o un camión semipesado, ahorra $ 180.000 comparado con el diesel. A  partir del 2013, con la obligación de uso del Gas oíl EURO 5, hay que agregarle urea al combustible, con estos dos ítems nuevos, la diferencia se eleva por encima de los $ 250.000 de ahorro por unidad.

 

Si consideramos solamente los ómnibus, que son cerca de 1.000 unidades, el ahorro sería superior a los $ 250.000.000, si le sumamos los camiones municipales y provinciales la cifra sería mucho más alta.

 

El costo de la transformación se paga dentro del año, solo con el ahorro de combustible y con un pequeño financiamiento, sale prácticamente gratis. Otra ventaja es que se eliminaría la sustracción de combustible, que en algunos casos llega al 30% y sin hacer colas.

 

Ventajas Medio Ambientales

 

El Gas Natural, por su composición y características de combustión, no emite partículas de origen primario. Al estar prácticamente exento de azufre, el gas Natural en su combustión no emite dióxido de azufre, que es uno de los principales gases precursores de partículas de origen secundario.

 

Las características propias del Gas Natural permiten su utilización con tecnologías de alta eficiencia energética que reducen las emisiones de óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles.

 

El Gas Natural, por sus ventajas medioambientales, está considerado por la Comisión Europea como un carburante alternativo cuyo uso debe desarrollarse en el Sector Transporte en forma inmediata.

 

El Gas Natural es el combustible ideal para reducir las emisiones de partículas y mejorar la calidad del aire.

 

El Gas Natural se consume directamente como se extrae de los yacimientos no requiere transformaciones químicas ni complejas instalaciones de refinería, frente al hidrogeno y los combustibles líquidos que requieren de costosos procesos de obtención y fabricación.

 

El Gas Natural es la mejor opción para un transporte sostenible para el siglo XXI