INICIATIVA GLOBAL PARA LA PROMOCIÓN DE UN “CRECIMIENTO VERDE”

Buenos Aires, 12 de enero (Télam, por Miguel Grinberg).- Cuatro organizaciones internacionales presentan a la sociedad mundial una curiosa iniciativa -el llamado Crecimiento Verde- que adorna algunos de los postulados que la ONU ha promovido durante las últimas tres décadas como “desarrollo sostenible”.

La conferencia inaugural tendrá lugar en la capital mexicana, entre hoy y mañana, bajo los auspicios del Instituto Nacional de Ecología de México y el Ministerio Federal de Desarrollo y Cooperación Económica de Alemania.

Las macro-entidades que lideran este flamante movimiento global a partir de un manifiesto constitutivo bautizado Memorando de Entendimiento (MoU), son el Instituto Global pro Crecimiento Verde (GGGI, en inglés), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Programa Ambiental de Naciones Unidas (PNUMA) y el Banco Mundial.

Como director ejecutivo del GGGI aparece el economista francés Richard Samans, quien ostenta un vasto curriculum vitae: fue alto ejecutivo del banco Credit Lyonnais en EE.UU., ingresó luego al exclusivo Consejo de Relaciones Foráneas (CFR), fue miembro del Consejo de Seguridad Nacional (Casa Blanca, 2001-2011) y hoy es Consejero Principal del Foro Económico Mundial de Davos.

El GGGI se propone crear una Plataforma de Conocimientos para el Crecimiento Verde (Green Growth) a fin de ponerla al servicio de gobiernos que aspiren a diseñar e implementar políticas de esa naturaleza, para desplazarse hacia una “economía verde” apoyada por una sólida fuente de información y asistencia.

“Nuestro Memorando marca el lanzamiento formal de una esencial cooperación internacional apuntada a experimentar, explorar y refinar políticas y acciones de crecimiento verde que tengan implementación práctica tanto en países desarrollados como en desarrollo”, declaró Samans.

El GGGI afirma que la próxima década ofrecerá grandes oportunidades de sinergia entre la sostenibilidad ambiental y económica, por ejemplo, los países en desarrollo podrían insertar lo "verde" en sus nuevas inversiones en infraestructura y además podrían desarrollar la agricultura y otros recursos naturales para mejorar los medios de subsistencia, crear empleos y reducir la pobreza.

Entre los disertantes programados para exponer sus propuestas fundadoras durante el evento en México aparecen numerosos catedráticos de universidades estadounidenses, entre ellas, las de Columbia, Washington, Pennsylvania, California, Stanford y Harvard, a la par de prominentes funcionarios de la República de Corea, Alemania, Jordania y Gran Bretaña, entre otros.

La folletería distribuida para el evento mexicano señala que “el crecimiento verde significa fomentar el crecimiento económico y el desarrollo, asegurando al mismo tiempo que los activos naturales continúen proporcionando recursos y servicios ambientales de los que depende nuestro bienestar.”

Y el GGGI añade que “es importante destacar que el crecimiento verde no deja de lado el pilar social, por el contrario, sin una buena gobernanza, transparencia y equidad, la estrategia de crecimiento transformador no puede tener éxito.”

Angel Gurría, secretario general de la OCDE, especificó que “los gobiernos que aspiren a reencender el crecimiento después de la crisis debería aprovechar la innovación, las inversiones y el espíritu empresarial, e impulsar el cambio hacia economías más verdes.”

“Debemos intensificar nuestros esfuerzos para avanzar hacia un crecimiento verde que preserve el capital natural y reduzca la contaminación, para lo cual será esencial dejar de depender de antiguos hábitos de consumo e invertir en nueva tecnología e infraestructura”, resaltó el economista mexicano.

Según los redactores del MoU, el crecimiento verde implica evitar la creencia convencional de "crecer primero y limpiar después" y desalienta las decisiones de inversión que encuadren a las comunidades y los países en el daño al medio ambiente, y el uso intensivo de sistemas emisores de carbono.

“Esta conferencia da un paso importante al convocar a una comunidad de expertos y profesionales para desarrollar una visión compartida, basada en evidencias, sobre las contribuciones que puede brindar el crecimiento verde”, expresó Rachel Kyte, Vice-Presidenta para Desarrollo Sostenible del Banco Mundial

Entre los 120 participantes del exclusivo cónclave mexicano aparecen importantes portavoces de la competitividad, como el político alemán Ernst von Weizsaecker, ex parlamentario, fundador y presidente (1991-2000) del Instituto Wuppertal, miembro del Club de Roma desde 2001 y autor del libro “Los límites de la privatización”. (Télam).-