La ruptura del iceberg en la Antártida no fue causada por el cambio climático

Ruptura del segmento Larsen C

El pasado 12 de julio, un iceberg de unos 5.800 kilómetros cuadrados se desprendió del segmento Larsen C de la Antártida. Se trata de uno de los mayores icebergs de los que se tiene noticia, sin embargo, no significa que la Antártida se esté desmoronando. Su desprencimiento responde a un proceso natural del hielo que se acumula a través de las nevadas y, luego, en algún momento, vuelve al mar.

Aunque el fragmento no se deprendiera por el cambio clímatico, de acuerdo al glaciólogo de la Universidad de Swansea en Gales, Martin O’Leary, sí que cambia la naturaleza de la plataforma de hielo. El científico británico afirma que el desprendimiento coloca al iceberg en una posición muy vulnerable, por lo que el proyecto de investigación prestará mucha atención a cualquier señal de que el resto de la plataforma no se vuelva inestable.

El antecedente más reciente de un hecho similar data de 2002 en el que la plataforma de hielo Larsen B se despredió y provocó un colapso, aunque, finalmente, siete años después, se desintegró. No obstante, incluso si esto se convierte en el destino de Larsen C, los niveles del mar apenas se verían afectados.

Fuente: Las Provincias