La falta de agua fue el mayor riesgo ambiental durante 2015

En Venezuela existen nueve grandes problemas ambientales entre los que destacan: la pérdida de áreas verdes, el manejo inadecuado de los desechos sólidos, y la contaminación de cuencas y reservorios de agua de consumo humano.

Estas son algunas de las conclusiones que se extraen del balance anual sobre la Situación Ambiental 2015 realizado por Vitalis, ONG encargada de la conservación ambiental y el desarrollo sustentable.

Los problemas relacionados con el agua, como la merma en la calidad y disponibilidad de agua, constituyeron el primer problema ambiental señalado por los expertos, a diferencia de años anteriores donde el manejo inadecuado de los residuos y desechos sólidos prevalecía.

El documento recoge otros 116 subproblemas asociados como deficiencia en el manejo de los residuos y desechos sólidos, pérdida de la biodiversidad, falta de institucionalidad y gobernabilidad ambiental; mal uso de la gestión urbana, explotación de la minería ilegal y la carencia de programas de educación ambiental.

Entre las soluciones a corto plazo que pueden ser aplicadas se mencionan retomar la institucionalidad ambiental a través de un Ministerio de Ambiente, desarrollar alternativas al alcance de la población, retomar la variable ambiental en políticas públicas, además de promover el desarrollo sustentable, entre otros aspectos.

Entre los logros de 2015 reconocidos por los expertos, se mencionan el plan de recorte de emisiones presentado por el Gobierno, una vez que se adoptó el acuerdo de la Cumbre Climática de París (COP21).

También se reconoce la importancia del Censo de Voluntarios iniciado por la Fundación Misión Árbol, así como las acciones y labores de las ONG ambientales por la conservación ambiental, además de la publicación del Libro Rojo de la Fauna Venezolana, en el que se reveló que 115 especies de aves que están en peligro de extinción en el país. 

El estudio que produce Vitalis anualmente desde el año 2000, también reúne una serie de recomendaciones específicas sobre temas clave como el desarrollo de programas técnicos de control de la calidad de agua, elaboración y promulgación del reglamento de la Ley de Aguas y la construcción y puesta en funcionamiento de plantas de tratamiento de aguas servidas para cada municipio del país

Asimismo, proponen establecer nuevas plantas de transferencia que contribuyan con el manejo apropiado de los residuos y desechos sólidos, hacer una evaluación integral del Relleno Sanitario La Bonanza, dotar a las ciudades con la infraestructura apropiada para manejar sus residuos y desechos, incluyendo sistemas que permitan separar desde la fuente aquellos que puedan ser reciclados o requieran un tratamiento especial para su reutilización.

El informe de la ONG concluye que el país tiene el desafío es atender lo ambiental como algo transversal a la cotidianidad. Para ello el rol de la ciudadanía es vital para impulsar el mejoramiento de la calidad de vida, donde cada acción trae efectos positivos o negativos sobre la salud y el ambiente. 

Fuente: El Universal