"Fósil Viviente" en peligro de extinción

Se cree que la especie Baronia brevicornis convivió con los dinosaurios

imageRotate
La Baronia es 1.500 veces más antigua que el humano CORTESÍA
 

 Un equipo de científicos mexicanos y franceses alertan que la mariposa Baronia brevicornis, una especie endémica del centro de México que convivió hace setenta millones de años con especies como los dinosaurios y, según los científicos, es probablemente la mariposa más antigua del mundo.Le pésima noticia es que esa mariposa ancestral se encuentra en peligro de extinción. La mariposa, de la familia Papilionidae de color marrón con toques amarillos y anaranjados, sólo puede encontrarse en la Sierra de Huautla, al sur del estado de Morelos y en los estados vecinos de Puebla y Guerrero.

Sus grandes problemas, que la amenazan, son la agricultura intensiva, la deforestación descontrolada y la contaminación general, advirtieron este fin de semana diversos expertos ambientalistas durante el foro Green Solutions 2013, según una nota difundida por la agencia Afp. Investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, con apoyo de la Universidad de Toulouse, Francia, son quienes han estado investigando a esta mariposa, 1.500 veces más antigua que el ser humano, durante alrededor de cinco años. Según las conclusiones de la investigación, la Baronia brevicornis es "un fósil viviente que sólo existe en México y se piensa que es la mariposa más antigua que se haya encontrado en el mundo".

Uno de los investigadores, el francés Luc Legal, asegura que "solamente en dos regiones del mundo se lograron preservar las mariposas ante la época glaciar: en una región de China y en Morelos", dijo en rueda de prensa el director de la ONG Morelos Único, Antón Rodríguez Terán. "Para nosotros, como gobierno del estado, es un reto y un compromiso lograr su conservación", dijo de su lado el secretario de Desarrollo Sustentable de Morelos, Topitzin Contreras MacBeth. Con este objetivo, el gobierno de Morelos promueve con Guerrero y Puebla la creación de una zona de reserva ecológica de 180.000 hectáreas que, además de proteger la Baronia, implicaría la conservación de otras especies de fauna y flora de la reserva de la Sierra de Huautla.

 

Fuente: El Universal