La Buena Noticia: Venezuela se compromete a reducir emisiones tóxicas de mercurio

La incorporación de Venezuela en este acuerdo fue formalizada tras participar en la Conferencia de Plenipotenciarios de la Convención de Minamata sobre el Mercurio, convocada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Minamata, Japón. 

 
Caracas.- En aras de proteger al medio ambiente, Venezuela y otros 92 países firmaron un acuerdo en el que se comprometen a reducir el uso de mercurio en la elaboración de productos de consumo que afectan la salud humana y los ecosistemas.La incorporación de Venezuela en este acuerdo fue formalizada tras participar en la Conferencia de Plenipotenciarios de la Convención de Minamata sobre el Mercurio, convocada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Minamata, Japón.
 
Este tratado es el primero que se firma para regular las emisiones y liberaciones al ambiente de un elemento en particular como el mercurio, que es un metal pesado y altamente tóxico.Tras su participación en esta convención, la investigadora del Laboratorio de Química Atmosférica del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), Tibisay Pérez, señaló que la mayor fuente de contaminación por mercurio en el mundo, específicamente  37%, proviene de emisiones a la atmósfera y liberaciones generadas por la minería de oro artesanal, mientras que 24% es derivada de la quema de carbón mineral.
 
Pérez manifestó que los trabajadores y familias que participan en minerías de oro artesanal están expuestos a la contaminación por mercurio de varias maneras, incluyendo la inhalación durante la fundición.Por ello, en esta convención se planteó la necesidad de crear planes nacionales que se adecúen a las realidades de cada país.
 
En el caso venezolano, detalló que se tomaron acciones, como la eliminación del uso de los termómetros con contenido de mercurio en las incubadoras y el uso de mercurio en las plantas de cloro soda del sector petrolero y petroquímico.Igualmente, el país se comprometió a incorporar estándares muy bajos de contenido mercurial en los bombillos ahorradores y a hacer esfuerzos en la reducción, reciclaje y almacenamiento en todos los procesos de la industria eléctrica.
 
Dicha convención entrará en vigencia 90 días después de que al menos 50 países y territorios la hayan ratificado. Se espera que sea vigente para 2016.
 
 
Implicaciones en la salud
De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el mercurio es uno de los 10 productos químicos que más preocupación genera en materia de salud pública. Asimismo, es una de las sustancias que permanece en los ecosistemas durante generaciones, causa graves problemas de salud y discapacidad intelectual a las poblaciones expuestas.Otros de los posibles efectos son la disminución de las funciones tiroidea y hepática, irritabilidad, temblores, alteraciones de la visión, pérdida de memoria y problemas cardiovasculares.
 
 
Fuente: EL Uniiversal