Caracas cede su espacio a los ciclistas

 

www.ultimasnoticias.com.ve

Arlynne V. Hernández

30/06/2013

 En Caracas ya dejó de ser extraño ver a ciclistas urbanos, vestidos con ropa casual, que se desplazan rumbo a sus trabajos, citas o diligencias, esquivando el tráfico en horas pico con la irremediable satisfacción no de saberse causantes del daño ocasionado al medio ambiente. La multitud en bicicleta que ahora se hace común en las calles bajo la consigna "más amor menos motor", pasó a ser referencia obligatoria en reuniones sociales.
Es así como más personas se suman al movimiento de ciclistas urbanos en la capital y varias ciudades del país, tras entender las bondades de la biciclo como medio de transporte superficial en lugares donde las colas, el colapso del transporte público y el ajetreado ritmo de vida atentan contra el bienestar mental y físico del ciudadano.

Desde hace dos años, al gremio se unieron nuevos colectivos. Hoy engloban 23 grupos que promueven actividades que desarrollan las capacidades de nuevos integrantes y su confianza para manejar la bici no sólo en días de esparcimiento, sino también en su rutina diaria. Sin ningún tipo de apoyo económico de las autoridades y completamente dependientes del autofinanciamiento de sus miembros, poco a poco el trabajo de hormiguita que estas personas emprenden va dando frutos, y su resultado es evidente antes nuestros ojos: la urbe está cediendo su espacio.

En vista del entusiasmo por la rodada en bici, el calendario de los colectivos pasó a estar lleno de eventos. Las redes sociales ayudan a difundir la información de cada excursión, taller, curso breve e itinerario por lugares históricos, en compañía de expertos o recién iniciados en la movida, a los cuales se les brinda especial atención. Las más recientes son recordadas por su utilidad y creatividad.

La primera edición en Caracas de la Rodada CicloNudista que promueve Cicloguerrilla Urbana y Bicicaricuao dejó boquiabierto a más de uno. La concentración trató de concientizar a los ciudadanos sobre la presencia de los ciclistas y la vulnerabilidad de sus cuerpos, tomando en cuenta que aún no tienen un espacio debidamente delimitado para transitar sin los peligros propios que se viven mientras se sortea el congestionamiento vehicular.

Pedro Villarroel, fundador de Cicloguerilla, comenta que la actividad se celebra en Londres, México y en otros países de Latinoamérica. "Se trata de un acto de celebración y protesta para que la ciudad nos viera, puesto que la única forma de que tomen en serio al ciclista es llamando la atención de una forma radical. La intención es que la gente se dé cuenta de que estamos ahí para que respeten nuestro espacio", dijo vía telefónica.

#Altrabajoenbici forma parte de las tantas iniciativas que impulsa el colectivo Bici Mamis Caracas para alejar del estrés de la cola a todos aquellos que quieran atreverse a disfrutar la ciudad de una forma más sana. Una de sus coordinadoras, Yesenia Sumoza, explica cómo surgió la idea: "nos reuníamos para ir juntos hasta el trabajo; fue así como decidimos animar a las personas a que se nos unieran en un día de tráfico ligero para que se acostumbraran al uso de la bici. También realizamos talleres de formación en ciclismo urbano, orientado a la promover el liderazgo en la mujer y talleres breves de reparación de bicicletas".

Los últimos miércoles de cada mes, los colectivos se activan para emprender el fenómeno Masa Crítica, el cual también tiene lugar en Buenos Aires, San Francisco, New York, Viena y España el mismo día. Nació para difundir los aportes que una mayor presencia de bicicletas proporcionan al ambiente, a la sociedad y al individuo.

Manuel Mijares, de Tribupedal Caracas, relata la manera que tiene el grupo para conectarse con los amantes de las dos ruedas que habitan en las parroquias San José, Altagracia, San Agustín y Candelaria: "tratamos de conocer a la gente que vive en el Centro con encuentros de saberes y reparación de bicicletas", indica.

El plan Caracas Rueda Libre que impulsa la Alcaldía de Libertador y el gobierno del Distrito Capital también aporta su grano de arena. El sistema de préstamo de bicicletas arroja resultados positivos desde su inicio en 2012.