Caracas registra hoy día los peores índices de calidad ambiental

Es pésimo el desempeño ambiental de la Alcaldía del Municipio Libertador y demás autoridades nacionales con competencia en materia de ambiente, salubridad, saneamiento y manejo de riesgo de desastres en toda la ciudad de Caracas y sus comunidades circunvecinas del área metropolitana.

Resulta particularmente notorio la merma del servicio de barrido y recolección de la basura, la cual permanece por días en aceras, plazas calles y avenidas, con el consiguiente riesgo de enfermedades, accidentes y degradación de infraestructura y contaminación de agua, suelos y aire de la ciudad.

La advertencia y evaluación la hace el planificador ambiental, Hernán Papaterra, especialista en gestión y manejo de residuos y desechos sólidos, promotor del reciclaje industrial, quien señala que la proliferación de botaderos de basura a cielo abierto, a todas luces ilegales, obstruyen cunetas, alcantarillas, obstaculizan las quebradas, los ríos donde desembocan y las playas como las de Barlovento que son receptoras de las aguas de los ríos Guaire y Tuy.

Llama la atención el ambientalista sobre el creciente número de familias –madres asistidas por sus menores hijos- hurgando y comiendo de los botaderos de basura en todos los municipios de Caracas, particularmente en la capital. Son personas en situación de desastre –dice Papaterra- pues se exponen a perder la vida por infecciones graves y que también ponen en riesgo de epidemia al resto de la población por su contacto frecuente e intenso con alimañas (ratas, perros y gatos) y gérmenes, virus, bacterias y otros agentes patógenos.

A la diseminación de los bioagentes de la basura se agregan las poluciones del parque automotor de la ciudad, cuyas emisiones de partículas, humos y gases no son controladas por las autoridades ambientales, sanitarias, de tránsito ni municipales, asegura Papaterra. La polución del aire se incrementa por el franco deterioro de los vehículos y la pésima calidad de los combustibles que ya al parecer no son de 91 ni de 95 octanos. Lo que se hace notorio por el olor nauseabundo de la gasolina que se expende en la ciudad.

El acceso al agua potable y un adecuado saneamiento constituyen servicios fundamentales para resguardar la salud y calidad de vida de las personas, los cuales no se están cumpliendo satisfactoriamente en la ciudad, sostiene el ambientalista

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, enfermedades con alta mortalidad y morbilidad, como anemia, arsenicosis, ascariasis, dengue, diarrea, tifoidea, cólera, esquistosomiasis, entre otras, son posibles de ser causadas debido a la ausencia o insuficiencia de agua potable o de saneamiento.

En parroquias como El Paraíso, La Vega y San Juan, en el municipio Libertador de Caracas, el agua llega con excesiva turbiedad, maloliente, con presencia de larvas y otros microorganismos, al tiempo que exageradamente clorada y fluorada, a lo que se agrega la constante interrupción de la prestación del servicio de agua potable en hogares, comercios e industrias de la ciudad.

La gran cantidad de basura acumulada durante semanas en la ciudad está trayendo, además de malos olores e insalubridad, una plaga de ratas y ratones, que comienzan ya a proliferar entre las bolsas de basura depositadas en el entorno de los contenedores. Ratas que atraen gatos, y unos y otros que multiplican las pulgas y garrapatas. Las enfermedades de las ratas que se transmiten por estos vectores son las de la peste tifus Murino, bubónica, leptospirosis, rabia, teniasis, cólera, salmonelosis y triquinosis, entre otras tantas.

Concluye el divulgador ambiental Hernán Papaterra alertando que enfermedades relacionadas con agua, saneamiento e higiene incrementan su incidencia, lo cual aunque no se divulgue como manda la Ley, complica las salas de emergencias en los centros de salud como clínicas, hospitales y ambulatorios de la ciudad de Caracas.

Puente Hierro, final avenida Páez, parroquia El Paraíso, Caracas

Avenida República, Urbanización Las Fuentes, parroquia El Paraíso, Caracas

Proximidades de avenida Páez, parroquia El Paraíso, Caracas