Jardín Botánico de Caracas se ve amenazado hoy por falta de recursos

 

El Jardín Botánico de la Universidad Central de Venezuela –Patrimonio Cultural de la Humanidad– se encuentra en una preocupante situación de deterioro por falta de seguridad, recursos económicos y otros descuidos, según denunciara el profesor Hernán Papaterra en el espacio radial “Reflexiones en la tarde”.

El presupuesto se encuentra estancado desde 2005 (representa 5,6 millones de bolívares) que ni siquiera cubre el valor completo de la nómina de 93 empleados, ni alcanza para adquirir las herramientas necesarias para el mantenimiento de los espacios; tampoco es suficiente para costear personal ni equipos de seguridad, lo cual ha propiciado robos y vandalismo.

Ana Herrera, Directora del Instituto Experimental Jardín Botánico Dr. Tobías Lasser, denunció que dichos robos representan una gran pérdida del patrimonio de la universidad.

Jardín desflorado

Este espacio que fuera durante años el pulmón vegetal de la ciudad capital tiene una extensión de 70 hectáreas de las cuales solo nueve se encuentran habilitadas. La falta de mantenimiento ha ocasionado que la maleza invadiera varios tramos del jardín y que los ambientes acuáticos sufrieran serios daños como la pérdida de ejemplares de la planta Victoria Amazónica, proveniente del Jardín Botánico de Río de Janeiro.

El Jardín Xerofítico, el que da la bienvenida a los visitantes, ha perdido especies como la Nolina, proveniente del Desierto de Sonora, México. Asimismo, la mayor colección de palmas de Suramérica se ve amenazada por los gusanos de palma.

Herrera indica que los empleados no tienen las herramientas adecuadas para el mantenimiento como cisternas, camiones  y equipos de limpieza. Tampoco existen cortagramas y máquinas recogedoras de hojas y los jardineros están en huelga desde marzo por reivindicaciones laborales.

Falta de seguridad

Debido a la falta de presupuesto para contratar vigilancia interna y cámaras de seguridad, los robos han proliferado en la institución. La directiva ha reportado 15 robos, desde 2016, que ha comprometido parte del patrimonio, como el parque automotor –con pérdidas valoradas en casi 10 millones de bolívares–, y la Biblioteca Henri Pittier, cuyo material bibliográfico desaparecido es de un valor incalculable, pues pertenece a “colecciones con más de 100 años de antigüedad que son patrimonio insustituible”.

Aseguran que la impunidad es total pues han denunciado reiteradas veces los hechos ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) sin obtener respuesta. Igualmente han acudido a varias instancias para solicitar la asignación de cuerpos de vigilancia, pero han sido ignorados.

Herrera comenta que el instituto contaba con cuatro Guardias Nacionales Bolivarianos (GNB), que pernoctaban dentro de las instalaciones de la sede, pero que cuando comenzaron las manifestaciones en el país tuvieron que retirarse.

Ciudadanía al rescate

A pesar de la situación crítica, hay esperanzas de recuperar el Jardín Botánico de Caracas gracias a la iniciativa de la empresa privada y sectores de la sociedad que han reunido esfuerzos para rescatar los espacios.

Nuestro llamado es a participar y a regar la voz sobre la deplorable situación de una joya de la ciudad que nos pertenece a todos y que resguarda años de historia natural del país, además cabe destacar que el Jardín Botánico de Caracas y el Jardín Botánico de Kew en Londres, son los únicos jardines del mundo que son patrimonio de la humanidad.

Queremos agradecer al profesor Hernán Papaterra por dedicar parte del programa a la labor de ASOPRODEM. Para escuchar el programa completo de “Reflexiones en la tarde”, dedicado al Jardín Botánico de Caracas, les dejamos los siguientes links:

Primera parte: https://youtu.be/nrI7wVUa6Xo

Segunda parte: https://youtu.be/Iicl9TjT3Jw

Fuente: Jardín Botánico de Caracas en Jaque MateSuman voluntades para recuperar el Jardín Botánico de la UCV