3 de julio: Día Mundial Sin Bolsas Plásticas

El 3 de julio se celebra el Día Mundial Sin Bolsas Plásticas para concientizar a la población sobre sus efectos dañinos sobre el medio ambiente y para disminuir su consumo.

La iniciativa surgió de la Fundació Prevenció de Residus i Consum (Fundación para la Prevención de Residuos y el Consumo Responsable), una organización de Barcelona, España que promueve acciones y políticas que promueven la cultura de reducción, reutilización y aprovechamiento de los residuos como recursos.

Se calcula que en el mundo se producen alrededor de 290 millones de toneladas de plástico anualmente, y solo 30% se utiliza una vez; gran parte de estos residuos va a los océanos y forma una gran isla flotante de plástico tan grande como la Península Ibérica.

Las bolsas plásticas tienen una vida útil de aproximadamente 10 minutos y toman hasta 500 años para descomponerse. En Venezuela se desechan al menos 4 millones de bolsas plásticas al año, en promedio unas 150 bolsas por persona, y además ocupan el tercer lugar entre los desechos más encontrados en las playas venezolanas.

Las bolsas plásticas que nos ofrecen en el mercado como biodegradables no lo son realmente pues se fabrican con plástico oxo-biodegradable, que se fragmenta pero no se disuelve. Las micropartículas del plástico descompuesto son un riesgo para las aves y especies marinas, pues pueden ingerirlos.

Varias ciudades de la región han adoptado medidas para reducir el consumo de bolsas plásticas. En países como Argentina, Chile, Colombia, Brasil y Perú existen iniciativas municipales para eliminar el uso de bolsas plásticas en los comercios. Específicamente en Colombia, el consumo de estas bolsas ha disminuido 27% en lo que va de año; a partir del pasado 1ero de julio los ciudadanos comenzarán a pagar un impuesto por cada bolsa plástica que consuman.

Más allá de reemplazar las bolsas plásticas por otros materiales, es necesario un cambio de patrón de consumo, enmarcado dentro del modelo de economía circular.