Denuncias

Denuncias (98)

"Las dimensiones son insólitas. El cuarto de basura debe medir más de 2x2. Será más grande que los baños que tenemos para el público o el personal. Además deben ser refrigerados y muchos de estos locales ni siquiera tienen aire acondicionado para los clientes", explicó uno de los afectado.

Caracas.- Un grupo de funcionarios pertenecientes a la Dirección de Control Urbano de la Alcaldía de Libertador cerraron este miércoles más de 10 restaurantes, licorería y ventas de comida en la avenida Nueva Granada por no cumplir con el artículo No. 133 de la Ordenanza de Recolección de Desechos Urbanos.

Según comenta uno de los afectados, que solicitó no ser identificado para evitar represalias, el grupo de funcionarios exigió verificar la existencia del llamado trampa grasa en el desagüe y el cuarto de basura.

La mayoría de los locales cerrados poseen el cuarto de basura, pero no cumplen con todas las exigencias de la alcaldía, según se informó.

"Las dimensiones son insólitas. El cuarto de basura debe medir más de 2x2. Será más grande que los baños que tenemos para el público o el personal. Además deben ser refrigerados y muchos de estos locales ni siquiera tienen aire acondicionado para los clientes", explicó el afectado.

Describió que hacer un cuarto de basura con esas condiciones podría costarle más de 50 mil bolívares, porque debe estar como máximo a 7 grados,  recubierto de cerámica y mantener la puerta cerrada.

Otro los perjudicados resaltó que la medida golpea a los pequeños comerciantes, ya que los establecimientos fueron cerrados por tres días y el próximo viernes ya inicia la Ley Seca. "Es decir no vamos a poder a abrir sino hasta el martes. ¿Quién aguanta esa pérdida si aquí vivimos al día'", cuestionó.

Otro informó que el lunes deben presentarse en la alcaldía para una citación.

Fuente: El Universal.

La Alcaldía de El Hatillo asegura que no cuenta con equipos. Habitantes de las residencias Malabares esperan desde hace seis meses una respuesta de Hidrocapital

 3 de octubre 2012 - 12:01 am

A simple vista los edificios de Lomas del Sol, que están ubicados en El Hatillo, lucen recién acabados, como si tuvieran apenas unas semanas de construidos. Sin embargo, hechos como el bote de aguas servidas en la calle B de la urbanización, justo enfrente de las residencias Arecuna, afectan desde hace seis meses el paisaje, además de ser un alerta de contaminación ambiental.

En días pasados, la cuenta de la red social Twitter de Mi Municipio recibió una denuncia de un vecino de este sector que alertaba sobre el deterioro de la tanquilla en plena vía, lo que ocasiona, decía, que los residentes “se ahogaran en aguas negras”.

Mauro Tullio, que vive en las residencias Malabares, informó que el bote de aguas servidas lleva aproximadamente seis meses, y aseguró que no ha habido autoridad alguna, ni Hidrocapital ni la Alcaldía de El Hatillo, que ofrezca soluciones definitivas a este problema.

“La gente de la alcaldía vino hace un mes y dijeron que mandarían un camión Vactor a destapar las cañerías. También prometieron estudiar los planos de la red de aguas negras, pero desde entonces no han vuelto”, afirmó.

Tullio considera que el problema mayor radica en que las aguas de cloacas brotan permanentemente, y provocan que se arme una laguna en plena redoma, justo donde los niños juegan todas las tardes y las amas de casa salen a pasear a sus mascotas.

Sin equipos

El director de Infraestructura de la Alcaldía de El Hatillo, Fernando Ramos, indicó que pueden hacer muy poco o nada en vista de que no cuentan con los equipos necesarios para limpiar las tanquillas, y que la tarea corresponde exclusivamente a Hidrocapital.

“Semanalmente hacemos el reporte a Hidrocapital para que vayan con el Vactor, el equipo necesario, que nosotros no tenemos”, dijo Ramos, quien dijo que llega a creer que las instituciones que prestan servicios públicos escuchan primero a los vecinos antes que a los directivos de las alcaldías.

En vías de solución

Hidrocapital informó que, ante la denuncia de los usuarios del sector, acudirá esta semana a Lomas del Sol para atender el colector mixto de esta urbanización y realizar otra inspección con personal especializado, lo que permitirá buscarle una solución definitiva al problema.

A través de una nota de prensa, Hidrocapital indica que el colector de Lomas del Sol es mixto, por lo cual cada vez que llueve éste se obstruye con desechos sólidos que son arrastrados por aguas de lluvia.

Yolanda Pérez, gerente del Sistema Metropolitano de Hidrocapital, añadió que con frecuencia las cuadrillas de mantenimiento realizan actividades de saneamiento con guayas y con un camión desobstructor para destapar el colector.

Fuente: http://www.el-nacional.com/caracas/Aguas-servidas-derraman-Lomas-Sol_0_55794571.html

El Nacional Web

Alcalde Léster Rodríguez fustigó operativo sanitario del Gobierno

 

NORA SÁNCHEZ
ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL
 
martes 2 de octubre de 2012  12:00 AM
 
Mérida.- El Alcalde del municipio Libertador (Mérida), Léster Rodríguez, aseguró que el oficialismo crea la crisis de la basura en la ciudad, no le aprueba los recursos y de paso recoge pocos desechos con el operativo que implemento a través del Ministerio del Ambiente.

De esa manera, el burgomaestre criticó el envío del Gobierno nacional de ocho camiones compactadores de basura que el pasado sábado comenzaron a funcionar para paliar la crisis, porque aseguró que es el oficialismo es quien ha creado la crítica situación, "no le ha importado la salud de los merideños y a pocos días del proceso electoral vemos la función estelar", en franca alusión a la puesta en marcha de los camiones.

Los camiones llegaron a Mérida el sábado en horas de la mañana y a mediodía comenzaron a funcionar entre bombos y platillos, en un acto que realizaron en la plaza Bolívar de la ciudad el vice ministro del Ambiente, Jesús Cegarra, concejales del municipio y dirigentes oficialistas, entre otros militantes de la revolución.

Rodríguez espera que los concejales, "quienes están jugando con la salud de los merideños", le aprueben los recursos cuanto antes.

 
EL UNIVERSAL

Derrame_en_CuracaoUn enorme derrame de petróleo en las aguas de Curazao, proveniente de una refinería administrada por la empresa petrolera estatal de Venezuela (Pdvsa), ha contaminado una franja costera y manchado de negro a flamencos rosas así como a otros animales en una reserva natural de esta pequeña isla holandesa del Caribe.

La denuncia la hacen defensores del ambiente y habitantes de la zona.  El dirigente del grupo ambiental local SMOC, Peter van Leeuwen, señaló que el crudo derramado en la reserva Jan Kok procedía de al menos un tanque de almacenamiento de la refinería Isla, la mayor empresa y empleadora de esta isla del sur del Caribe, famosa por sus bellezas de buceo y colorida capital de Willemstad.

La refinería de la isla es administrada por la empresa petrolera estatal de Venezuela (Pdvsa), apenas a 64 kilómetros (40 millas) de distancia.

“Quizá éste sea el desastre (ambiental) de mayores dimensiones ocurrido en Curazao”, señaló van Leeuwen  y reseñó AP. “Está ennegrecida toda la zona de Jan Kok. Las aves están negras. Los cangrejos están negros. Las plantas están negras. Todo está manchado de petróleo crudo”, aseguró.

El periodista Dick Drayer, destacado en Curazao y que cubre a las Antillas holandesas para la televisión holandesa, señaló que el derrame se extiende “unos 30 campos de fútbol”.

Agregó que tres manchas de crudo distintas flotan frente a las playas y “amenazan la costa sur de Curazao”.

 

Fuente: RCTV.

En enormes recipientes receptores de aguas servidas se han convertido los balnearios de la parroquia Caraballeda (Vargas).

Balnearos1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La causa de este problema de contaminación en las siete playas de esta parroquia (Escondida, Sheraton, Camurí Chico, Los Cocos, Caribito, Bahía Los Niños y Lido), es debido, principalmente, a que las cloacas provenientes de los espacios urbanizados y las barriadas de la zona caen directamente al mar.

Balneario2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También está la situación que se ha presentado, en lo que va de año, con el bote de escombros, pero también de basura, en áreas como: Paso de Los Caballos, en Tanaguarenas, práctica que contribuye a empeorar la situación.

Balneario3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin salida.

Miguel Arreaza, vocero comunal de Los Corales, expuso “creemos que la mitad de las aguas servidas de Caraballeda van a Macuto, la otra mitad va hacia las playas”.

Indicó que se calcula que en la parroquia se genera un promedio de un millón de litros de aguas servidas a diario, que no son debidamente tratadas.
 
 
“Las dos plantas de bombeo, ubicadas en Los Corales y Tanaguarenas, no funcionan. Las cloacas son redireccionadas automáticamente hacia los balnearios. Esto es lo que pasa en Caribito, playa que es prácticamente un pozo séptico”, aseveró el comunal.

Acotó que no hay acciones preventivas para detener estos niveles de contaminación.

“Respiramos una mezcla del polvillo de cemento, con arena y aguas servidas, que nos tiene enfermos”, dijo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Terraza_de_la_VegaCaracas.- Ayer a las once de la mañana un tanque de agua de 72 mil litros se desplomó en Terrazas de La Vega, dejando sin servicio de agua potable a la mitad de la urbanización (que en su primera etapa consta de 1.172 apartamentos).

Los vecinos todavía no tenían claro cómo resolverían el problema, pues desde que el gobierno intervino la constructora Promotora Parque La Vega en febrero de 2011, la urbanización está a a la deriva. Así lo denunció Luis González, quien asegura que desde entonces el deterioro ha ganado terreno a pesar de que en teoría el ente que debe ocuparse de la urbanización es el Ministerio de Comercio: "Nosotros mismos tendremos que ver cómo arreglamos esto, aunque es un trabajo mayor, pues toda el área alrededor del tanque está socavada", dijo.

En Terrazas de la Vega ya se venía sufriendo mucho por el servicio de agua, pues ésta viene de pozos que se encuentran en el propio lugar y se acumulan muchos sedimentos en las tuberías. Como consecuencia de este problema, hay quince edificios a los que no les llega nada de agua en los pisos 3 y 4 (los dos últimos). Este inconveniente sucede desde hace meses en los edificios 3 y 4 y del 14 al 26, es decir, en 15 de 39 edificios.

 

Fuente: El Universal.

Paseo_Vargas._ArchivoCaracas.- Iraima Tovar, vocera vecinal de Parque Carabobo, denunció que obreros contratados por el Ejecutivo destruyeron las pocas áreas verdes de ese espacio público con la colocación de maquinaria pesada, materiales de construcción e instalación de muros de concreto en sectores donde estaban los drenajes del extinto parque.

Tovar aseguró que esta semana un grupo de obreros de la Oficina Presidencial de Planes y Proyectos Especiales (Opppe) usaron maquinaria para derrumbar más árboles del Paseo Vargas. "Ellos destrozan las áreas en horas de la madrugada. Hacen un ruido excesivo y no dejar dormir a los vecinos", destacó.

El acceso vial en la avenida Este 2 fue cerrado por completo con montañas de tierra, escombros y basura, agregó Tovar.

 

Fuente: El Universal. // Foto: Archivo.

Parque_Bello_Campo._CaracasDesde principios de 2010, cuando empezó a construirse en la calle Ávila de Bello Campo un parque de bolsillo ­que contaría con áreas verdes y de esparcimiento didáctico, caminerías, pabellón de servicios y juegos infantiles­, los vecinos deben transitar por la calzada, pues las obras les impiden hacer uso de la acera. El proyecto, que debió ser terminado hace casi dos años, aún no está listo, y quienes residen en la urbanización se preguntan si alguna vez lo estará.

"Lo que queremos es que nos terminen el parque; pero si, definitivamente, no lo van a concluir, pues pedimos que nos dejen la acera libre. Por esa calle transitan muchas personas de la tercera edad que casi no pueden caminar y deben lanzarse al medio de la vía, porque el muro que levantaron en la acera cuando empezó la construcción sigue allí", dice Tomasa Naranjo, del Consejo Comunal de Bello Campo.

Las obras fueron paralizadas hace un año y en el terreno en el que sería edificado el parque crece implacable la hierba y se acumula la basura.

Una empleada del taller mecánico que se encuentra justo al lado de la construcción, que prefirió no identificarse, aseguró que con frecuencia indigentes y jóvenes que consumen drogas se trepan por los muros y practican allí actividades ilícitas.

Para algunos vecinos no resulta extraño que la obra se encuentre a medio terminar. "La verdad, Bello Campo siempre ha estado abandonado, por eso aquí no hay sitios recreativos. Las autoridades creen que Chacao y Bello Campo son dos municipios distintos", explica, con resignación, Rebeca García, vecina de la avenida Ávila.

"Me duele que aún no hayan hecho lo que nos prometieron", agrega Elba Carnevali, residente en la calle Ávila.

Contrato interrumpido

La directora ejecutiva de Gestión Urbana de Chacao, Iliana Badel, confirmó que, efectivamente, los trabajos de construcción del parque de bolsillo de Bello Campo fueron paralizados el año pasado. Agregó que la alcaldía lamenta haber incumplido con la fecha de entrega, pero aseguró que la situación escapa de las manos de las autoridades.

"Los trabajos de construcción que comenzaron a principios de 2010 debieron ser detenidos porque tuvimos un problema con la contratista. Estamos en un proceso de rescisión del contrato y tenemos el deseo de terminar la obra este año, pero dependerá de cuánto tiempo tome la terminación del proceso legal", dijo Badel.

De ser contratada otra empresa para finalizar al proyecto, Badel cree que los trabajos estarían listos en un período no mayor a tres meses.

 

Fuente: El Nacional.

Puerto_PoritudDe las chimeneas del Complejo Industrial José Antonio Anzoátegui está saliendo sulfuro de hidrógeno y otros gases que antes no se concentraban alrededor de ese punto. En nombre de varios de los trabajadores y técnicos que hacen vida dentro de las instalaciones, Miguel Méndez Rodulfo -quien formó parte de la Gerencia de Finanzas y Desarrollo Urbano de Petróleos de Venezuela- asegura que la falta de mantenimiento está cambiando el ecosistema de una parte del norte de Anzoátegui.

El problema no solo es el coque. Una montaña negra -cada vez más prominente- viene anunciando daños ambientales alrededor de uno de los complejos industriales más grandes del país. Pero bien sea a gritos o en susurros, dentro y fuera de Pdvsa empiezan a advertir que el montón de derivados petroleros que se levanta en ese lugar, apenas es una muestra de las alteraciones que la industria está causando alrededor de Puerto Píritu y otros pueblos de la zona.

Hay que hacer algo, insiste Méndez. Y su denuncia no solo parte de los técnicos y expertos que como él, este año se agruparon alrededor del recién creado Centro de Orientación en Energía. Vienen principalmente del personal que hace vida en el complejo criogénico de Jose donde, a pesar de las presiones laborales, los trabajadores advierten que corren peligro.

"No hay filtros en las torres de venteo", indica. "Eso es lo que está contaminando". La falta de mantenimiento y el relajo con respecto a los procesos industriales son -para Méndez- las causas principales de un problema ambiental cuyas denuncias apenas han empezado a salir de los círculos de Anzoátegui.

El Gobierno nacional ya conoce el caso. Es cierto que la loma de coque ha dejado de crecer desde hace más de dos meses, pero no porque el problema haya desaparecido. Y he allí lo grave, advierte Méndez: "Los supervisores y operarios no pueden trabajar en la montaña porque la altura ya los expone a los gases contaminantes que salen de los mechurrios".

No es que el coque no haga daño por sí solo; por el contrario es un derivado del petróleo altamente contaminante. Pero seguro de que es necesario aclarar la situación, Méndez afirma que el picor en la garganta y las irritaciones que han venido afectando a los habitantes de la zona son -sobre todo- efectos de los gases que salen del complejo criogénico de Jose.

"Por su peso y composición, el viento no puede arrastrar las partículas del coque hasta muy lejos", dice. "El principal problema son los mejoradores de Jose, que están colando un volumen exagerado de gases tóxicos a la atmósfera".

Secreto de estado

En el hospital Pedro Gómez Rolingson, el centro de referencia de Puerto Píritu, saben que algo pasa. Aunque los médicos no quieren declarar a los medios, reconocen entre pasillos que sus consultas transcurren entre infecciones de la piel, neumonías y enfermedades respiratorias.

"Hay un problema ambiental", admite uno de los especialistas del centro de salud. No puede precisar si se trata de una consecuencia exclusiva de los gases que salen del complejo petroquímico o de lo que han venido llamando "los medanos de coque". Ni siquiera descarta otros factores como una playa en la que desembocan las cloacas.

Lo que sí está claro en Puerto Píritu y los pueblos de los alrededores es que en las noches se posa una neblina que no es natural. El Complejo Industrial José Antonio Anzoátegui tiene más de 20 años y de un tiempo para acá, los vecinos hablan de un manto de gases que hace las noches más pesadas.

En Urucual incluso hay daños materiales. Una montaña separa a ese caserío del complejo petroquímico, y no es suficiente para marcar distancia. Cualquiera de las 380 personas que viven en esa comunidad indígena señalan los techos y los alambres, para dejar constancia de que el azufre y otras sustancias han precipitado la oxidación de sus construcciones.

Hablan incluso de gallinas muertas y vacas con las ubres secas. Los cardones ni siquiera se mantienen en pie, mucho menos las cosechas de aguacate y jobo que abundaban en los conucos del pueblo.

"Esto es una bomba", decía días atrás Ana Guanare, del consejo comunal del pueblo, desde donde señalaba una estación de seguimiento y control de la calidad del aire, cuyos indicadores han sido confinados a las cuatro paredes de esa caseta. Como si se tratara de un secreto de estado, los técnicos de Petróleos de Venezuela y el Ministerio del Ambiente no dan cuenta de los resultados que miden en ese punto.

Caníbales industriales

El problema tiene solución. No se trata de una encrucijada que enfrenta a la industria petrolera y la economía nacional con la vida de los pueblos y caseríos que rodean el complejo petroquímico. Miguel Méndez Rodulfo, del Centro de Orientación en Energía, señala que es hora de reparar los mejoradores de crudo y el resto de la infraestructura que hay en el lugar. Llama a retomar los procesos industriales así como garantizar la compra y revisión de cada uno de los repuestos y filtros que faltan en las plantas.

El Gobierno tomó la mayoría accionaria del complejo petroquímico en el año 2008. Aunque esa decisión no tenía por qué desencadenar esta situación, Méndez cree que a partir de allí comenzó una retahíla de errores que hoy se pagan con gases tóxicos y la montaña de coque que ya es parte del paisaje de la carretera que conecta a Puerto Píritu con Barcelona.

"Luego de la nacionalización, el presupuesto para dar mantenimiento fue sensiblemente rebajado y Bariven alargó los plazos de reposición de inventarios a niveles alarmantes", afirma. "Un repuesto, que habitualmente se encontraba en inventario o que era sustituido en menos de una semana, empezó a cambiarse en meses y hasta año y medio después".

Reciclar piezas vencidas se volvió costumbre. Fue así como ocurrió lo que Méndez define como la "canibalización de los equipos". Contra todas las normas y manuales industriales, se saltaron los procesos de mantenimiento y, de la misma forma, despidieron a buena parte del personal aun sin relevos que contaran con la misma experiencia.

En enero de 2009 hubo un incendio en el muelle de Petroanzoátegui. "La reparación de los daños hubiese tomado un mes en la época de las operadoras extranjeras, pero Pdvsa tardó en esa oportunidad tres meses". A partir de allí, Venezuela se olvidó de exportar coque. Por el contrario, acumuló las primeras 700.000 toneladas métricas que dieron pie a las 28 hectáreas de coque y azufre que, hasta por los satélites de Google Earth, ahora se vislumbran a un lado de la carretera que bordea el complejo petroquímico.

Impericia, apatía y...

El coque es un combustible que facilita la oxidación del hierro y otra serie de procesos industriales. Se trata de un derivado del petróleo que en oriente Pdvsa obtiene tras la transformación del crudo pesado de la Faja del Orinoco. Lo que en la industria siderúrgica, eléctrica y nuclear demandan a una tarifa de entre 70 y 120 dólares por tonelada, aquí se echa sobre una montaña que en Anzoátegui ya bautizaron como "los medanos de coque".

El cerro negro fue creciendo desde 2009, a pesar de que Carbonorca podría ahorrarse varias de sus facturas si logra calcinar ese producto y emplearlo de esa manera como materia prima de su propia industria. Esa y otras soluciones han sido presentadas al Gobierno nacional, están archivadas en los despachos de los directivos de Pdvsa e Intevep.

El vicepresidente de Exploración y Producción de Petróleos de Venezuela, Eulogio del Pino, indicó hace un mes que de los mejoradores de Jose salen entre 10 y 15 mil toneladas diarias de ese subproducto. Frente a las alarmas que han venido advirtiendo contaminación alrededor de la zona, quiso aclarar el pasado 9 de julio que en los patios del complejo industrial hay unas 6 millones de toneladas de coque y no las 600 millones de toneladas que vecinos y representantes sindicales han denunciado.

Si el mercado global tasa cada tonelada de coque crudo a partir de 70 dólares, la montaña que Pdvsa improvisó suma -en el escenario más conservador- al menos 420 millones de dólares. "Todo funciona mal pero la corrupción funciona bien", concluye Méndez.

Hay impericia, apatía y falta de planificación, lamenta. Pero también está convencido de que alguien tuvo que beneficiarse de lo que en el occidente de Anzoátegui han venido denunciando como la fuente de sus problemas ambientales y sanitarios.

"La cooperativa Cuferca tiene casi dos años haciéndole mantenimiento a la montaña de coque, a pesar de que las normas de Pdvsa establecen que solo puede ser contratada por un año con una extensión de 3 meses adicionales", señala. "Hasta ahora los pagos a esta sociedad pasan de 250 millones de bolívares fuertes; con esa inversión se hubieran podido reparar las correas que debieron conducir el material hasta los puertos o los muelles que ahora empiezan a construir para solucionar el problema".

Como la montaña de coque pasa de 30 metros de altura, Pdvsa acondicionó un nuevo patio en el que han estado depositando los últimos cargamentos. También comenzaron a sacarlo por vía marítima.

Unos cargueros están trasladando la carga a un islote que queda a 2 millas náuticas del complejo de Jose. Desde allí, están empezando a salir barcos con capacidad de 300.000 toneladas, para retomar las exportaciones de coque, que fueron comunes en otros tiempos. Pdvsa ahora quiere bajar la montaña de coque.

 

Fuente: El Universal.

Valles_del_TuyCharallave. Mientras algunas familias prefieren hacer una inversión de hasta Bs 500 cada semana para la compra de agua potable, los más desfavorecidos deben esperar que una cisterna comunitaria les surta los tanques almacenadores, debido al pésimo estado del líquido que llega por tuberías a la urbanización Salamanca, municipio Simón Bolívar.


Según afirman lugareños, cuando abren los chorros de sus viviendas, el agua es salobre, de color blanquecino, con olor a óxido y presenta desechos sólidos. No tiene ninguna de las características tradicionales de rigor: incolora, inodora e insípida.


El conjunto residencial fue inaugurado por el Gobierno nacional, hace dos años, como parte de la Misión Vivienda Venezuela. El complejo lo habitan más de 300 familias adjudicadas de Caracas.


La vecina Yusmeri Martínez detalló que no cuentan con acueducto, y que las tuberías están conectadas directamente de un pozo profundo en la misma urbanización.


"Esa agua no la usamos para consumo humano; tiene arenilla. Muchos niños se han enfermado del estómago y a más de uno lo han sacado de emergencia de aquí", dijo.


Richard Peña, otro lugareño, comentó que el acabado de las casas es malo, debido a que en muchas ya se le agrietaron los techos y paredes. Los pisos son de cemento.


"Nos prometieron fuente de empleo y aquí estamos, esperando que nos abran la puerta en la tercera etapa que estiman levantar. Tenemos dos años sin conseguir trabajo", comentó.

Afirmaron que tienen problemas con la electricidad.


"Aquí se va la luz hasta cinco veces al día. Se nos queman los aparatos y nadie se hace responsable", señalaron.


Fuente: Últimas Noticias.

Página 5 de 7