Venezuela podría batir un récord no registrado en los últimos 150 años

Venezuela podría batir un récord no registrado en los últimos 150 años

 

imageRotate
Sin las acciones apropiadas, el país está en cuenta regresiva ARCHIVO

El cambio climático pone a Venezuela en cuenta regresiva. Los estudios estiman que, de no reducirse las emisiones de gases de efecto invernadero, la quema de combustibles y el uso de energías contaminantes, el país podría registrar un récord de temperaturas no visto en los últimos 150 años.

Así lo destacó Juan Carlos Sánchez, profesor de la Universidad Central de Venezuela y miembro del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) basándose en un estudio realizado por la Universidad de Hawai Mora.

Dicha investigación, titulada The year of climate departure for world cities (disponible en www.soc.hawaii.edu/mora/PublicationsCopyRighted/Cities%20Timing.html), alerta que Caracas podría experimentar un incremento de las temperaturas con un desfase en los próximos 21 años.

Desde la Revolución Industrial, la temperatura media global se ha elevado en casi un grado centígrado, una situación que se ha traducido en deshielo en los polos y glaciares, aumento en el nivel del mar, alteraciones en las precipitaciones y acidificación de los océanos.

La organización ambiental Vitalis prevé que las temperaturas en el territorio nacional aumenten entre uno y dos grados centígrados más en los próximos años. Las consecuencias: mayor sequía, pérdida de cultivos y más plagas de insectos (con propagación de enfermedades parasitarias como malaria y dengue), entre otros.

Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), la temperatura máxima registrada en el país en el mes de agosto fue de 38,7 grados centígrados en el estado Anzoátegui, mientras que la mínima fue de 12,8 grados en el estado Bolívar.

Otro estudio publicado en la revista científica Plos One (www.plosone.org) alega que Venezuela pertenece a dos de las diez regiones prioritarias para el cambio climático: el área de los Ándes (junto a Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Argentina), y el de las tierras altas de Guayana.

Esto significa que en estas regiones la inversión en adaptación al cambio climático generaría los mayores beneficios, tanto para el hombre como para los ecosistemas naturales.

Sánchez lanza otra advertencia. Las consecuencias por el cambio climático no serán responsabilidades de las próximas generaciones sino de la que hoy habitan el planeta.

17 países de América, incluyendo a Venezuela, plantearán sus propuestas durante la conferencia del cambio climático COP19 que se realizará en Varsovia, Polonia, del 11 al 22 de noviembre.

 

Fuente: El Universal.