Conozca aquí, la importancia de las "Listas Rojas de Ecosistemas"

Conozca la importancia de las Listas Rojas de Ecosistemas

 

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y una extensa lista de socios, ha venido fortaleciendo un nuevo estándar para la evaluación de riesgo ambiental. Se trata de las Listas Rojas de Ecosistemas, cuyos criterios actualizados fueron validados mediante su aplicación en 20 ecosistemas que abarcan seis continentes y tres océanos, como lo demuestra un reciente estudio de libre acceso publicado en la prestigiosa revista PLoS ONE (perteneciente a la familia del Public Library of Science; http://www.plosone.org/). 
 
El desarrollo de este nuevo método representa un gran avance científico para la evaluación el riesgo ambiental de manera consistente. Basada en la influyente Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, la lista roja de los ecosistemas permite identificar si un ecosistema está en categoría Vulnerable, En Peligro o En Peligro Crítico. "Nuestro objetivo es evaluar todos los ecosistemas a escala global para 2025 (terrestres, dulceacuícolas, marinos y subterráneos), pero el método está diseñado para también dar cabida a estudios realizados a escala de un municipio, un país, o por tipo de ecosistema, como se ilustra en varios de los casos de estudio presentados en el artículo de PLoS ONE", dice Jon Paul Rodríguez, reconocido científico venezolano vinculado al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas y a Provita, quien es el líder del proyecto Lista Roja de Ecosistemas de la UICN y uno de los autores del citado artículo. 
 
Según el estudio, los ecosistemas de los tepuyes venezolanos están en riesgo menor de colapso, mientras que en el otro extremo se encuentra el Mar de Aral, en Asia central, que sucumbió entre los años 1980 y 1990, con numerosas extinciones de especies y desastres socio-económicos. Las pesquerías del Mar de Aral y la industria naviera se derrumbaron, mientras el aumento de las enfermedades respiratorias y del aparato digestivo, así como la disminución de la esperanza de vida de los pobladores, se ha demostrado que están asociados con las tormentas de polvo que genera el fondo arenoso expuesto del mar seco. 
 
"La gestión racional del ambiente es fundamental para mantener ecosistemas funcionales, su diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas de los que depende la economía y el bienestar humano", dice Edmund Barrow, Director del Programa de Gestión de Ecosistemas de la UICN. "Esto es especialmente crucial para los países en desarrollo." De hecho, se espera que la Lista Roja de Ecosistemas sea una valiosa herramienta para los economistas, las comunidades rurales, las autoridades locales y nacionales, para administrar mejor los recursos limitados de nuestro planeta. 
 
Venezuela fue pionera en la materia al ser el primer país del mundo en contar con su Lista Roja de Ecosistemas Terrestres en 2010, desarrollada por Provita con apoyo de la UICN, Shell y Lenovo. Actualmente, con el apoyo de la Fundación Gordon y Betty Moore, la organización venezolana sin fines de lucro, Provita, lidera la iniciativa regional para lograr la Lista Roja de los Ecosistemas Terrestres de América, incluyendo las listas nacionales de Costa Rica, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y la actualización de la venezolana. 
 
 
Fuente: Globovisión