Conozca más acerca de las toallas sanitarias "ecológicas"

  Las toallas reutilizables no son higiénicas
 
No existe ninguna indicación o contraindicación para su uso. Sin embargo, expertos aseguran que se debe tener mucho cuidado con la higiene y ecologistas aseguran que no son 100% ecológicas.
 
imageRotate
 
 
 
 
Una polvareda de reacciones ha ocasionado un segmento de un programa de la televisora ViveTV en donde un grupo de mujeres emprendedoras explica a la audiencia la elaboración y los beneficios de utilizar una toalla sanitaria "ecológica" reutilizable.
 
Las toallas sanitarias reutilizables -o "socialistas", como han sido bautizadas en las redes sociales- están hechas de tela de algodón, lanilla, una lona cruda doblada y, según su creadora, son "biodegradables" y no produce alergías ni infecciones, gracias al material con el que han sido confeccionadas.
 
La ginecóloga Paula Cortiñas, que consulta en la Clínica Santa Sofía y en Salud Chacao, asegura que no hay ninguna indicación o contraindicación para utilizar una toalla sanitaria reutilizable. "En el mercado hay diversos tipos de toallas. Las que tienen malla-sec, las que no tienen, las que vienen con desodorante y aquellas que son completamente de algodón, que se recomiendan usualmente a aquellas pacientes alérgicas", dice la galena.
 
Cortiñas agrega que bien lavadas, las toallas reutilizables no deberían suponer ningún problema, pero que si no es así podrían producir alergias e intolerancia tanto en las partes íntimas como en la piel. 
 
"Si no la lavas bien no es muy higiénica. Es mejor utilizar una toalla sanitaria desechable por razones obvias. Por mucho que se lave una toalla sanitaria reutilizable no va a quedar tan limpia. Además, lavar la sangre es muy difícil, por lo que probablemente no va a quedar tan limpia como uno quisiera", puntualiza Cortiñas.
 
En el blog www.tusfloresdecayena.blogspot.com se enumeran las ventajas de utilizar las toallas reutilizables e indican que uno de sus beneficios es que no generan malos olores y que el flujo menstrual disminuye considerablemente al usarlas.
 
Pero si existe mal olor en la menstruación, explica la doctora Cortiñas, lo más probable es que exista una infección, razón por la cual se debe acudir inmediatamente al médico tratante. 
 
Y en ello coincide el doctor Manuel Chacín, ginecólogo del Hospital de Clínicas Caracas, quien es sumamente categórico. "Si hay mal olor, la mujer debe acudir al médico y chequearse, ya que probablemente haya una infección, pues es falso que las toallas desechables produzcan mal olor".
 
Chacín descarta también que alguna toalla sanitaria pueda llegar a disminuir el flujo menstrual por una razón: "No tienen ningún componente hormonal que aumente o disminuya el flujo menstrual".
 
Antes de usar una toalla reutilizable se debe educar a la paciente en cómo usarla. "Se debe enseñar como asearla, desinfectarla, al no hacerlo bien se puede producir una infección y volver a infectarse una y otra vez", puntualiza el médico.
 
Y para la doctora Cortiñas tampoco es que se ahorre mucho dinero. Considera que deben ser más costosas debido a que se deben tener varias y las telas con las que se fabrican no debe ser muy baratas, además que se debe gastar más en detergente.
 
La galena acota que más allá del tema higiénico y de salud está el hecho de que sería retroceder en el tiempo.
 
"Nosotras las mujeres tenemos muchas conquistas y las toallas sanitarias son una de ellas, en especial las que tiene alitas, y no podemos echar para atrás".
 
Asimismo reafirma que no existe ninguna indicación o contraindicación para su uso y que las mujeres pueden utilizar tanto las desechables como las reutilizables siempre y cuando mantengan una buena higiene.
 
Igualmente el doctor Chacín destaca que cada mujer es libre de usar lo que mejor le parezca y le convengan, pero en su opinión las toallas reutilizables significa regresar a lo arcaico y lo compara con volver a los pañales de tela en los niños. Lo importante, dice, es educar a la población y sobretodo a la mujer y adolescentes en el buen uso de la toalla sanitaria para así evitar infecciones independientemente si estas son desechables o reutilizables.
 
Una toalla sanitaria está compuesta por varias capas de celulosa combinada con polietileno y polipropileno, dos tipos de plásticos que pueden tardar hasta 200 años en biodegradarse, por lo que impacta negativamente en el ambiente.
 
La preocupación ambiental ha hecho que surjan varias ofertas "ecológicas" entre las opciones de toallas sanitarias en el mercado, como las de tela reutilizables.
 
"No es cierto que una toalla sanitaria que pueda usarse varias veces sea 100% ecológica", asegura Vladimir Valera de la organización ambientalista Vitalis. "Estamos hablando de un producto de higiene íntimo que, para lavarse, se tienen que utilizar ciertos químicos".
 
Aunque no niega que estas compresas obedecen a un fin ecológico positivo, alerta que los desechos sanitarios están considerados "infecto-contagiosos", por lo que deben ser manejados con cuidado.
 
"He escuchado que el agua con el que se lava estas toallas sanitarias puede ser usada como fertilizante para plantas. Pero esta agua reutilizada contiene ahora desechos, detergentes y blanqueadores", explica.
 
Añade también que el algodón utilizado para la elaboración de la compresa pudo haber estado expuesto a fertilizantes durante su cultivo.
 
Franklin Rojas, presidente de Provita, explica que la industria ha avanzado y han creado toallas sanitarias desechables que no combinan ni polietileno y polipropileno.
 
El pasado lunes 8 de abril se desató la polémica en las redes sociales debido a un video del canal Vive TV en el que se mostraba a emprendedoras venezolanas promocionando una toalla sanitaria "socialista, ecológica y reutilizable".
 
 
Fuente: El Universal.